Tipos de licencia urbanística

Oficina. / Pexels
Oficina. / Pexels
España se ha ido convirtiendo en una maraña administrativa en la que se necesita formación para tratar con los distintos niveles de gobierno, pues un error se paga con multas muy caras.
Tipos de licencia urbanística

Nuestro país se ha ido convirtiendo en una maraña administrativa en la que se necesita formación para tratar con los distintos niveles de gobierno, pues un error se paga con multas muy caras.

Esto ocurre con las licencias urbanísticas y es que hay una gran cantidad que además pueden variar dependiendo de las comunidades e incluso de los ayuntamientos. Por eso, es muy importante tener formación específica para saber cuándo se debe tramitar cada una de ellas.

Licencia de parcelación

Hay veces en las que interesa dividir un suelo urbano. Por ejemplo, es muy típico el caso de almacenes enormes que han quedado en el centro de las ciudades y se quieren dividir para hacer dos o más edificios, o una serie de adosados.

En este caso hay que solicitar esta licencia y un proyecto en el que se justifiquen las razones que llevan a parcelar el terreno.

Licencias de edificación

Quizá la más común de todas pues es la que se pide cuando se va a levantar un edificio nuevo o a tirar uno antiguo.

Solo sirve para terreno urbano y se debe especificar la fecha en la que empieza la obra y en la que acaba.

Dentro de este tipo de licencia hay varios subtipos, como las de obras en el exterior, las de rehabilitación, consolidación, etc.

Otras actuaciones urbanísticas

Cuando la obra que se vaya a hacer “no quepa” dentro de las dos licencias anteriores se tiene que pedir esta.

Como vemos, solamente para todo lo relativo a la construcción en los edificios urbanos ya hay tres licencias diferentes y que no tienen nada que ver entre sí, eso sin contar con los subtipos de la licencia de edificación.

Por eso es imprescindible hacer un curso como el que nos ofrecen en INEAF business school, en el que nos vamos a poder formar sobre derecho urbanístico, régimen del suelo y ordenación urbana, pues de esa manera vamos a poder saber cuándo pedir cada licencia.

Instalación de actividades

Esta licencia nos sirve para poner un ejemplo de la importancia de la formación a la hora de tratar con los ayuntamientos. 

Un profano puede pensar que es la que faculta a un negocio a abrir y a empezar a trabajar, pero lo cierto es que no, ya que en este caso lo que permite la administración no es comenzar con una actividad, sino hacer las obras necesarias en los locales previas a su apertura.

Licencia de primera ocupación

Es posible suponer que al construir un edificio con todas sus licencias las personas ya van a sus viviendas una vez que se han finalizado las obras, pero esto es un error.

Antes de que nadie comience a vivir en él se necesita la licencia de primera ocupación, una especie de certificado de que el lugar es seguro y salubre.

Licencia de funcionamiento

Se conoce también como licencia de actividad y es la que da el ayuntamiento a las empresas (a una tienda, bar, etc.) con el fin de poder comenzar su actividad, para trabajar.

Los técnicos comprueban que el local, y las obras que se han hecho en él, se ajustan a la legalidad de cada municipio y una vez que dan el visto bueno ya se puede empezar a recibir clientes.

Tipos de licencia urbanística
Comentarios