Los tres tipos de contratos que prevé la reforma laboral prometida a Bruselas

Contrato./ RR SS.
Contrato./ RR SS.
El documento que será debatido en el Congreso este miércoles apuesta por la simplificación de los contratos actuales hasta reducirlos a tres. ¿Cuáles son? 
Los tres tipos de contratos que prevé la reforma laboral prometida a Bruselas

La simplificación de los contratos actuales hasta reducirlos a tres, un plan de choque contra el desempleo juvenil, la modernización de políticas activas y un mecanismo transitorio de ERTEs para impulsar la reincorporación de los trabajadores hasta finales de 2021. Estas son las principales medidas que propone el Gobierno para “complacer” a Bruselas con una profunda reforma laboral. 

De acuerdo con El País, el documento que ha trabajado La Moncloa y será enviado este miércoles al Congreso para su debate, cuenta con 200 folios, en los que se detallan, además de los planes laborales, las enormes inversiones públicas que saldrán adelante gracias a 72.000 millones de euros (de los 140.000 millones) del fondo de recuperación europeo.

El texto habla expresamente de tres tipos de contratos: estable (para el conjunto de las actividades); temporal (para las labores que tengan esa naturaleza); y de formación (para la inserción, en particular, en el mercado laboral). 

“Este programa contempla la simplificación de los contratos de trabajo, asegurando que los contratos temporales responden a la naturaleza del trabajo y con un marco adecuado para la formación. Junto a ello, se prevé la creación de un mecanismo permanente para la formación y recualificación de trabajadores en procesos de ajuste empresarial, tanto de carácter transitorio (ante caídas de demanda significativas) como estructural (ante procesos de reconversión sectorial que exijan la adaptación de los trabajadores o la transición hacia otro tipo de trabajos o sectores). Sobre la base de la experiencia del mecanismo de ERTEs, aplicado con éxito durante la crisis del COVID-19, se trata de disponer de un instrumento permanente de ajuste interno de las empresas, alternativo a la alta temporalidad y al desempleo, que actúe como amortiguador de la extremada volatilidad del mercado de trabajo español y se oriente a la formación y recualificación de los trabajadores”, subraya el documento. 


Quizás también te interese: 

El plan de recuperación prevé invertir 20.000 millones en movilidad y rehabilitación de viviendas


 

La simplificación fue defendida por la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; y ha logrado imponerse al criterio de la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, que apostaba por una propuesta de contrato único ligado a un fondo para el despido y la jubilación. El texto, sin embargo, ha sido pactado por todo el Gobierno, y por tanto, asumido por Calviño. 

Otras medidas destacadas en el documento son un plan de choque contra el desempleo juvenil, además de “nuevos instrumentos de flexibilidad interna alternativos al despido y la alta temporalidad”, una modernización de los sistemas de casación (matching) de oferta y demanda, de las bonificaciones y las políticas activas de empleo; y otras reformas ya en marcha para “garantizar un trabajo digno mediante una regulación adecuada del teletrabajo, los repartidores de plataformas digitales y las subcontratas, así como la modernización de los mecanismos de negociación colectiva”. @mundiario 

Los tres tipos de contratos que prevé la reforma laboral prometida a Bruselas
Comentarios