Buscar

MUNDIARIO

Ocho años después no se sabe muy bien qué pasó realmente con Afinsa y Forum Filatélico

No se ha solucionado nada, los presuntos delincuentes siguen siendo delincuentes de cara a la ciudadanía, pero están en libertad, acusados de un montón de delitos sin demostrar.

Ocho años después no se sabe muy bien qué pasó realmente con Afinsa y Forum Filatélico
Fotograma de la película El timo de la estampita.
Fotograma de la película El timo de la estampita.

Firma

Rubén Camino Lagunilla

Rubén Camino Lagunilla

Controller financiero, economista y master en Gestión de Pymes. Colaborador de MUNDIARIO.

Todo se remonta a un 9 de mayo de 2006 cuando los telediarios de las televisiones españolas dedican muchos minutos a la Operación Atrio, con irrupción de los GEOS armados hasta los dientes, con perros antitodo, en las sedes de dos empresas que habían recibido todo tipo de condecoraciones como empresas modelo de gestión, con 25 años de existencia, y halagos por parte de innumerables instituciones y personas relevantes de la vida política españoles y también internacionales. Las dos empresas son Afinsa y Forum Filatélico.

Es una temeridad resumir en un artículo de mil palabras todo lo ocurrido en 8 años, por lo que el único propósito es recordar a la ciudadanía mundial, y en especial la española, hasta donde es capaz de llegar el poder político de una país con tal de proteger a otro poder, el financiero, con la complicidad del poder mediático. Estaban y están acusados de todos los delitos relacionados con la estafa, el blanqueo de capitales, incluso se llegó a hablar de tráfico de armas. Ese día, se producía el cierre de ambas empresas dejando tirados en un camino de tierra al 1% de la sociedad española (más de 450.000 personas)  y miles (quizás más de cinco mil) trabajadores a los que arruinaron su vida profesional y también personal.

Hace ya casi 8 años y todavía no se sabe nada de qué pasó y por qué pasó. No se ha solucionado nada, los presuntos delincuentes siguen siendo delincuentes de cara a la ciudadanía, pero están en libertad, sí en su casa, y acusados de un montón de delitos sin demostrar.

Si tienes un negocio ¿te imaginas que un día entra la policía y te precintan el negocio sin opción de volverlo a abrir porque te acusan de que tus productos son falsos o tus servicios también son falsos como los que hacía Urdangarín, y además traficas con armas, droga y llevas tus beneficios a paraísos fiscales? Pero resulta que tu sabes que eso es un error y no es cierto, pero te envían a casa con una mano delante y otra detrás, y además a tus clientes les deja de funcionar ese producto que le vendiste.

¿Qué sería de tu vida?

Esos días apareció el nombre de un señor, un superproveedor que también desapareció de la faz de la tierra, un tal Guijarro que tenía en el bajo de su casa unas máquinas con las que imprimía sellos que luego entregaba a las dos empresas para comercializar. ¡increíble, parece una película de los hermanos marx! El Juez Pedraz le apartó de las acusaciones relacionadas con Afinsa, pero las televisiones esa semana sacaban imágenes de su casa y decía que los sellos que vendían las dos empresas los fabricaba Guijarro.

El gobierno del febril Zapatero inició una estrategia excelente para rematar a los inversores, tildados de especuladores estafados, y se apresuró a ayudar a todos los perjudicados subvencionando a decenas de asociaciones para cubrir los gastos de orientar en la defensa de los ciudadanos que tenían inversiones en esas dos empresas. Los perjudicados se fueron asociando por cercanía, conocidos o porque les sonaba mejor el nombre de la asociación. Los abogados empezaron a movilizarse para captar como clientes a dichas asociaciones, y comenzaron a presentar distintas demandas de todo tipo y colorido.

El tiempo ha ido aclarando las acusaciones sin haber a día de hoy ninguna que se sostenga. La principal causa de la invasión de la policía era la interpretación de que la actividad de las dos empresas era financiera, es decir, hacían de bancos al dar una rentabilidad por un dinero que los inversores entregaban a las compañías a cambio de un producto que eran sellos, filatelia. Esta causa nace de la interpretación de una inspectora de hacienda, Sra. Yabar,  a la que los altos poderes del estado español hacen caso a ojos cerrados y ordenan el mayor expolio sobre la ciudadanía española. Sigue la película de los hermanos marx!

Los 8 años transcurridos han dado lugar a varias sentencias que confirman que las empresas realizaban una actividad mercantil, no financiera. Por tanto, no había estafa, ni blanqueo de capitales, ni tráfico de armas. Solo había un negocio de compra y venta de sellos que componen colecciones en un mercado muy especializado.

La actividad de estas empresas consistía en la venta de unos sellos valorados, según catálogos reconocidos a nivel mundial, por el que en un plazo de tiempo se comprometía a recomprarlos con un interés pactado fruto de la rentabilidad que esos sellos tenían una vez transcurrido ese tiempo.

¡Ojo! La actividad acababa de ser regulada en una ley específica en el año 2003 (hacía solo cinco años desde la intervención sobre las empresas).

Durante este tiempo, haciendo bueno el “no hay mal que por bien no venga” hay personas que se han lucrado enormemente por el cierre de las empresas. En primer lugar los administradores concursales que se han convertido en millonarios, y por otra parte las empresas que se encargaron de custodiar la filatelia. La primera medida que se tomó fue trasladar la filatelia de las instalaciones de Afinsa y Forum a empresas externas por una millonada de euros que deja temblando a cualquiera. Otra vez vuelven los hermanos Marx, si lo sellos eran falsos ¿por qué hay que custodiarlos? Y lo mejor, si los sellos se guardaban en las sedes de las dos empresas gratis ¿por qué trasladarlos a empresas que cobran por ello?

Pero el mayor expolio del Estado español sobre sus ciudadanos no lo digo yo. Ya lo dijo Pujalte, del PP, en el Congreso hace unos días, donde acusó en varias ocasiones al gobierno del PSOE y en concreto al ministro de Interior en aquel entonces, Rubalcaba de dar las órdenes de intervención por “una cuestión política” y “para tapar un escándalo del PSOE”. Dejo aquí el video: http://www.youtube.com/watch?v=DwWaXDBE9IQ

Y lo peor de lo peor de todos estos años es que los medios de comunicación, el tercer poder,  hayan sido los cómplices de tamaña estafa del Gobierno antes sus ciudadanos al no dedicar el tiempo, el espacio necesario para que la ciudanía sepa lo que los políticos son capaces de realizar con tal de mantener su poder por encima del bienestar de sus ciudadanos. Si preguntamos a un ciudadano que es Afinsa o Forum, responderán, “ah sí, aquellos que estafaron con los sellos….” Y ya pasado estos años, dirán “parecido a las preferentes, otra estafa”.

Estamos hablando de 1.800 millones de euros invertidos (una propina respecto a otras estafas que todos los días conocemos) por 450.000 personas, en empresas que siempre fueron recomendadas y premiadas por su buena gestión empresarial. No olvidemos a los miles de empleados que vieron arruinadas sus carreras profesionales y dilipendiada su imagen ante sus clientes.

Ante todo, quiero dar renombre a la persona que más sabe sobre todo lo ocurrido y ocurre en relación a este caso, que ha escrito un libro ya en el año 2010 con todos los detalles del que titula como El saqueo de Afinsa y cuyo nombre es Mila Hernán Álvarez. ¿Cuántos minutos ha tenido Hernán para explicar a los ciudadanos lo ocurrido? Creo que no llega a 30 minutos en estos 8 años. Un verdadero fracaso de los medios de comunicación, que aun pueden remendar.  Ella, desde la humildad que le caracteriza, sigue desde su espacio creado en un blog manteniendo informados a los inversores, en http://canalafinsa.blogspot.com.es/

Ahora estamos en unos días en los que por primera vez están recibiendo los inversores de Afinsa un 5% de su inversión (no se estima que cobren más) porque así lo han decidido. Parece ser que una gran mayoría de los inversores de Afinsa han decidido solicitar la filatelia para venderla en el mercado filatélico a través de una empresa especializada. Aquí se comprobará el (posible) expolio realizado por el Gobierno español, y veremos si todos los españoles no tendremos que pagar daños y perjuicios multimillonarios a los dueños de ambas empresas: Afinsa y Forum por cerrarlas por un error ¿de cálculo?.

En Forum fueron entregados el doble, un 10% hace dos años ¿curioso verdad? Finalizo preguntando: ¿Dónde está la función política de proteger el bien común de los ciudadanos? ¿Proteger a los ciudadanos es dejarles sin sus ahorros?