El temor social por el coronavirus abarrota los supermercados españoles

españa
Clientes haciendo fila en un supermercado de Madrid este martes / Twitter.
Los principales centros de expendio de Madrid se saturan de clientes que, si bien no se encuentran en estado de desesperación, sí tienen cierta premura por comprar todo lo que puedan para ir a resguardarse en sus casas. Comienzan las compras nerviosas.
El temor social por el coronavirus abarrota los supermercados españoles

El pánico se expande y se propaga a la misma velocidad del coronavirus. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía lo ha declarado oficialmente como una pandemia, la sociedad española comienza a actuar instintivamente y busca resguardarse ante lo que ven como una inminente cuarentena progresiva en las principales ciudades foco del brote de covid-19 en el país ibérico. Es por ello que desde altas horas de la noche de ayer, lunes, los supermercados de Madrid se cundieron de clientes haciendo largas filas para comprar alimentos, productos de higiene y víveres con la intención de aprovisionarse ante el avance del virus.

Y este martes, los supermercados madrileños también amanecieron abarrotados de personas con la mira puesta en abastecerse sus despensas antes de que el coronavirus se expanda con más fuerza y el Gobierno se vea obligado a decretar el aislamiento de algunas de las ciudades más pobladas. 

Diversos medios reportan que desde la ocho de la mañana ya había gente esperando para entrar a pesar de que el horario de apertura es a las 9.00. Pastas, arroz, aceite, leche, conservas y papel higiénico son los productos más demandados, lo que podría causar una escasez prematura en los inventarios de esos productos esenciales en la canasta básica española.

Los principales centros de expendio de Madrid se saturan de clientes que, si bien no se encuentran en estado de desesperación, sí tienen cierta premura por comprar todo lo que puedan para ir a resguardarse en sus casas. Por ejemplo, en un Mercadona del distrito de Ciudad Lineal había una cola de coches para acceder al aparcamiento. Dentro, decenas de clientes con los carros llenos se agolpaban ante las cajas. El supermercado de El Corte Inglés de Arapiles, en el centro de Madrid, también registra una alta afluencia de clientes, reportó El País.

La conocida cadena de supermercados Carrefour también se llenó de personas desde anoche, cuando comenzó a circular un video a través de Twitter que se volvió tendencia en España e incluso llegó a las redes sociales en América Latina. En esas imágenes se observan largas filas que, desde lejos, parecen interminables, en las cajas registradoras del supermercado con clientes cargando varias provisiones en sus carritos.

La patronal Asedas, que representa a más de 19.000 tiendas, el 70% de la superficie de los supermercados y que cuenta entre sus socios a Mercadona, Dia o Covirán, admite que en algunas zonas del país se están registrando compras por encima de lo normal. Esto implica que se está creando una situación social de compras nerviosas, lo cual si bien repunta el consumo, podría debilitarlo si llega a producirse un período de escasez por el mismo pánico colectivo y la crisis sanitaria. @mundiario

El temor social por el coronavirus abarrota los supermercados españoles
Comentarios