Buscar
loading...

El teletrabajo ha llegado para quedarse

No todas las profesiones se pueden realizar en remoto, pero muchas sí; por ejemplo, las relacionadas con el sector del marketing digital, la informática, el diseño, la redacción de contenidos…

El teletrabajo ha llegado para quedarse
Una persona trabaja desde su casa.
Una persona trabaja desde su casa.

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

El autor, ROB FERRY JR., escribe para el Área de Publirreportajes de MUNDIARIO, donde también coordina los contenidos patrocinados. @mundiario

Hoy en día, por ley, es necesario registrar las horas que los empleados de una empresa desempeñan en sus puestos de trabajo y esto se hace con sistemas de control de accesos y horas de personal. Con este tipo de herramientas se pueden gestionar de una forma mucho más eficaz el cómputo de estas horas a través de un dispositivo electrónico que controla la entrada y salida de los trabajadores de sus compañías.

Parece mentira que con los avances tecnológicos que hay actualmente todavía a muchas empresas les cueste tanto adaptarse a la posibilidad de que sus empleados realicen teletrabajo. Bien es cierto que no a todo el mundo le gusta esta opción, ya que hay personas que prefieren realizar sus tareas en un entorno típico de oficina, rodeados de un equipo humano y llevando a cabo reuniones presenciales, algo que, por supuesto, es totalmente respetable. Pero, por otro lado, hay que entender que los trabajadores quieren más flexibilidad laboral y teletrabajo, ya que la opción de desarrollar tus tareas profesionales en remoto tiene muchas ventajas como, por ejemplo, la conciliación entre vida familiar y laboral, entre otras.

No todas las profesiones se pueden realizar en remoto, pero muchas sí; por ejemplo, las relacionadas con el sector del marketing digital, la informática, el diseño, la redacción de contenidos… Hoy en día, que estamos acostumbrados a comunicarnos vía mail y a través de videollamadas el hecho de tener que desplazarse a un espacio físico cada vez tiene menos sentido…

Por establecer un paralelismo podemos comparar el teletrabajo con la aparición de las RR SS en España. Muchas empresas se negaron a abrir determinadas plataformas por miedo a oír lo que el consumidor tenía que decir sobre su marca ¿Y qué sucedió? Que finalmente la gran mayoría de compañías tuvieron que dar el salto a esta nueva manera de comunicarse con su público, ya que su competencia ya lo estaba haciendo, por lo que si ellos no se subían al carro de las RR SS se quedarían atrás siendo esto perjudicial para su reputación online. Algo similar es lo que les puede suceder a aquellas compañías que no afronten el desafío de poner en práctica el teletrabajo, ya que si no lo hacen ellos, es muy probable que su competencia más directa se anime a hacerlo y los empleados prefieran trabajar más en la competencia que en su propia empresa. Y es que trabajar en remoto es el futuro y, cada vez más, el presente. A medida que se avance en esta nueva tendencia aparecerán otras maneras de controlar el tiempo que los empleados dedican a trabajar desde sus casas, ya que trabajar desde el hogar no significa no hacer nada, sino tener otras series de facilidades que, en muchas ocasiones, tu empresa no te puede ofrecer, por ejemplo, evitar tener que ir todos los días hasta tu oficina, la cual puede estar cerca, pero también son muchas las personas que emplean 2 horas diarias o más en ir y volver del trabajo… ¿Qué opinas? ¿Te gustaría teletrabajar?