Buscar

MUNDIARIO

El talento senior, una solución clave al sistema de pensiones

Las organizaciones del siglo XXI serán aquellas que sepan combinar los talentos de todas las generaciones. 
El talento senior, una solución clave al sistema de pensiones
IMC. / Pilares
IMC. / Pilares

Firma

Guillermo Taboada

Guillermo Taboada

El autor, GUILLERMO TABOADA, es empresario y analista económico de MUNDIARIO. Director de personas, socialnetworker, interim manager y profesor. @mundiario

La esperanza de vida es la media de la cantidad de años que vive una determinada población absoluta o total en un cierto período y ha pasado de 45 años en 1955 a 82,8  años en España en el 2018, prácticamente se ha duplicado en los últimos 60 años y crece . Según las previsiones de la oficina del censo de Estados Unidos, a finales de este siglo en el mundo habrá más personas mayores de 65 años que habitantes menores de 15 años y según la Fundación Bankinter en 1950 había 200 millones de personas con 70 años o más, antes del 2100 esta cifra se va a situar en 2.000 millones. Por su parte el Instituto Santalucía, indica en su informe que la longevidad humana seguirá experimentando progresos notables hasta probablemente superar los 120 años, así lo dice el profesor de Harvard e ingeniero molecular George Church que cree que seremos jóvenes hasta la muerte, porque ya podemos revertir una célula.

Además, hay un factor muy importante, como es la esperanza de vida saludable, que constata que nos hacemos mayores más saludablemente y lo haremos, cada vez mejor.  Por ello se plantea una ecuación difícil de resolver, según indica Antolín Romero: nos vamos a jubilar a los 70 y muchos a los 45 ya somos viejos.

El libro “Recuperar el talento invisible”, publicado por Plus40net, define con gran acierto a un colectivo que la sociedad está desperdiciando como es el de las personas de más de 45 años, incluso el informe se atreve a catalogar de inconstitucional la discriminación que sufren estos trabajadores por su edad. El talento senior o la generación “silver” o la de las canas, como indican los autores en el estupendo libro “La Revolución de las Canas” ha visto cómo su peso en el total de parados ha pasado del 8 por ciento en 2012 a casi el 15 por ciento en la actualidad.

En España, con un mercado laboral que expulsa a los mayores, el 70 por ciento de los parados que llevan más de 4 años buscando empleo son mayores de 50 años y en la Comunidad Autónoma del País Vasco, en 2029 casi la mitad de la población tendrá más de 55 años, el 30 por ciento habrá superado los 65 y el 10 por ciento tendrás más de 80. Las consecuencias ya se han empezado a notar, y el gasto sanitario en el País Vasco supone ya el 24,5 por ciento del PIB. España que está a la cabeza del mundo en esperanza de vida, es también uno de los sistemas de pensiones, según la OCDE, más insostenible.

Sin embargo, desde nuestro punto de vista la solución al problema viene determinada por su propia causa, por múltiples razones.  Las organizaciones del siglo XXI serán aquellas que sepan combinar los talentos de las distintas generaciones.  Es la primera vez en la historia de la humanidad que conviven en el trabajo los Babyboomers, la Generación X, los Millenials y los Centennials, si bien con un peso cada vez más bajo de las personas mayores de 45 años como indicábamos en el párrafo anterior. Algunos autores indican que convivirán seis generaciones muy pronto, añadiendo a estas la generación silenciosa (nacidos entre 1925 y 1944) y la generación alpha (nacidos a partir de 2011) y que son los que no consideran la tecnología como una herramienta, sino como algo natural en su entorno.

Surgen nuevas oportunidades en el mercado para una generación que, como hemos acreditado, todavía tiene mucho valor que aportar. Citaremos algunas de las oportunidades que ya están abiertas y que en los próximos años supondrán un gran volumen de negocio.

Los modelos de innovación social están cada vez más presentes en nuestra sociedad.  Definidos como una solución nueva a un problema social de forma más efectiva, eficiente, sostenible y justa que aporta valor principalmente a la sociedad en lugar de únicamente a los individuos. En estos el papel que juegan los senior es vital, ya que cuentan con la experiencia, la profesionalidad y la sensibilidad necesaria para ponerlos en marcha y desarrollarlos.

El Interim Management recoge a un gran número de profesionales senior que se encuentran en esta situación y que aportan un alto valor a las organizaciones por su profesionalidad y experiencia contrastada y pueden ayudar a que nuestro sistema económico, recupere el vigor necesario para ser una economía pujante, a través de un acompañamiento ejecutivo interino a las organizaciones.

También surge la Gig Economy, término que acuño la periodista norteamericana Tina Brown para denominar la situación laboral actual de autónomos que consiste en trabajos esporádicos o puntuales. Este sector cada vez ocupa a más profesionales y es tema de debate jurídico permanente por la rigidez de nuestro modelo laboral.

Tampoco faltará trabajo para aquellos que quieran formar parte de la industria de la antiedad, como el yoga, el mindfulness y, en general, la meditación que son actividades indispensables, puesto que está demostrado que rebajan el nivel de estrés del ser humano, actualmente inmerso en una actividad frenética. Tal es así que Fastfuture predecía que para el año 2018 uno de cada diez empleos estará relacionado con la salud o la tecnología, destacando profesiones como coordinador personal de salud, consultores de la tercera edad, especialistas en aumento de la memoria, biogenetistas, desarrolladores de partes corporales bajo demanda, consultores de masa corporal, medicina personalizada basada en el perfil genético de los pacientes, terapia génica o el turismo médico.

Y como no hablar de Ageingnomics que resume una forma de afrontar el reto del envejecimiento, según la cual los efectos producidos por el alargamiento de la vida podrían más que compensar los efectos negativos y propiciar un estímulo al crecimiento económico, que según Merrill Lynch, está cifrado en 7 millones de dólares anuales, lo que les convertiría en la tercera mayor economía del mundo, sólo detrás de Estados Unidos y China. 

Todos estos y muchos más ejemplos demuestran que existen nuevos nichos de negocio donde el talento senior es un factor clave, además de convertirse en un gran mercado de consumo y una solución para el grave problema del sistema de pensiones.

Por tanto, el talento senior es un potente activo para nuestro sistema económico, ya que posee unas capacidades extraordinarias como poderío, sabiduría, seguridad, serenidad, seriedad, respeto, optimismo, profesionalidad, experiencia, valor, valentía, adaptabilidad, tenacidad, sostenibilidad, conciliación, pasión...en definitiva, como decía el maestro Leonardo da Vinci, “el trabajo genera experiencia, y la experiencia sabiduría”. @mundiario