Buscar

MUNDIARIO

Los supermercados prevén que el coronavirus marcará “un antes y un después” en las ventas online

Todavía está presente con fuerza la conexión y la tradición de los consumidores españoles con la tienda física debido al histórico modelo comercial del país.
Los supermercados prevén que el coronavirus marcará “un antes y un después” en las ventas online
Un cliente en un supermercado en Madrid / Huffington Post.
Un cliente en un supermercado en Madrid / Huffington Post.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Los patrones de consumo en España han cambiado de forma radical. Ya no existe una preferencia socioeconómica por la compra presencial, pues el estado de retracción social en el que se ha adentrado la población ha generado un estatus quo donde la subsistencia y la supervivencia es la nueva norma por encima de la generación del capital como elemento central de la vida económica cotidiana. 

Ahora, los españoles prefieren hacer sus compras por Internet debido a que el confinamiento los obliga a resguardarse en sus hogares ante el temor de una segunda ola de contagios.

Y precisamente, el sector de los alimentos es el que más espacio de mercado ha logrado tener en medio de la crisis por el auge de las ventas de productos alimenticios vía online, algo que el gremio de la distribución y comercialización de comida ve como “un antes y un después” en el nuevo mecanismo de trabajo al cual apelan las cadenas de supermercados al entender que el comercio electrónico es un canal relevante y esencial para el consumidor, por las grandes franquicias han logrado captar ese importante y creciente nicho de mercado.

Esa percepción la ha esbozado este miércoles el director general de la patronal de supermercados Asedas (que agrupa a grandes cadenas como Mercadona, DIA y a una decena de cadenas regionales), Ignacio García Magarzo, quien ha presentado hoy un estudio que corrobora el incremento de las ventas online, aunque la mayoría de los compradores siguen compaginando la vía virtual con la tienda física.

Todavía está presente con fuerza la conexión y la tradición de los consumidores españoles con la tienda física debido al histórico modelo comercial que se ha posicionado durante años en un país con altas tasas de abastecimiento, ventas, compras y consumo en sus cadenas de supermercado.

Según el informe elaborado por el Observatorio para la Evolución del Comercio Electrónico en Alimentación (en el que participan Asedas, la Universidad Complutense y la Autónoma de Madrid) apunta a que el número de consumidores que opta por Internet para comprar alimentación ya alcanza el 31% de la población, en promedio unos siete puntos más que en la anterior edición del estudio, realizada hace un año.

Esto implica que el porcentaje de compradores que hacen sus adquisiciones de alimentos vía online ha crecido del 2,1% al 3,5%, lo que podría representar ganancias de más de 800 millones de euros para el sector. @mundiario