Buscar

MUNDIARIO

Fusión de Bankia con CaixaBank: ¿cambiará mi número de cuenta?

El código IBAN de las cuentas de Bankia podría cambiar tras la absorción de esta entidad por parte de CaixaBank, un proceso que no debería afectar al pago de los recibos.
Fusión de Bankia con CaixaBank: ¿cambiará mi número de cuenta?
Rompecabezas. / Pixabay
Rompecabezas. / Pixabay

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com

Los consejos de administración de CaixaBank y de Bankia han dado luz verde a la fusión de ambas entidades, un proyecto que se dio a conocer el pasado 3 de septiembre cuando reconocieron ante la CNMV que habían iniciado contactos para unir ambos bancos.

La operación, que alumbrará el primer banco de España por activos, se materializará mediante la absorción de Bankia por parte de la entidad de origen catalán, tras haber acordado una ecuación de canje de 0,6845 acciones nuevas de CaixaBank por cada título de Bankia. Según han informado ambas entidades, esperan que la unión corporativa pueda cerrarse durante el primer trimestre del próximo año.

La entidad fusionada, que mantendrá el nombre de CaixaBank, contará con más de 20 millones de clientes, muchos de ellos procedentes de Bankia. Aunque todavía está por ver qué consecuencias tendrá sobre los consumidores la unión, los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com señalan que las hipotecas, los préstamos personales y los depósitos vigentes no sufrirán cambios. No obstante, aclaran, las cuentas y las tarjetas podrían correr otra suerte. De hecho, uno de los primeros cambios que podrían notar los clientes que provengan de Bankia será el cambio del código IBAN de sus cuentas.

El Banco de España señala que cuando una entidad es absorbida por otra cambia la numeración de las cuentas. Si bien es cierto que al principio las cuentas heredadas de Bankia podrían mantener su IBAN, con el código identificativo 2038, una vez la fusión se complete y el banco desaparezca, lo más probable es que los números se sustituyan y se use el código propio de CaixaBank, 2100.

¿Tendré que redomiciliar todos los recibos?

El cambio de IBAN de las cuentas corrientes no debería ser traumático para los clientes. El Banco de España aclara que “la nueva entidad deberá comunicarnos este cambio y encargarse de la gestión de los pagos y recibos domiciliados que tengamos”.

En estos casos, lo habitual es que el banco se encargue de redireccionar todos los recibos domiciliados de forma automática al nuevo número de cuenta y que el cliente no tenga que realizar ningún trámite, afirman fuentes de HelpMyCash. No obstante, en el futuro el cliente tendrá que dar su nuevo código IBAN en lugar del antiguo cuando sea necesario, por ejemplo cuando alguien quiera hacerle una transferencia.

¿Cambiarán las condiciones de las cuentas?

De momento, se desconoce qué efecto tendrá la absorción de Bankia sobre las condiciones de las cuentas corrientes de los clientes procedentes de esta entidad. En cualquier caso, el banco tiene derecho a modificar las condiciones de cualquier producto cuyo contrato tenga una duración indefinida, como suele ocurrir con las cuentas corrientes, por lo que es probable que, aunque en un principio se mantengan las condiciones originales, al final se acabe imponiendo la política comercial de CaixaBank y se homogeneice todo el catálogo de productos.

En este sentido, el Banco de España recuerda que si las nuevas condiciones de las cuentas fueran más favorables para los clientes que las actuales, la entidad podría aplicarlas inmediatamente; sin embargo, “si empeoraran, deberá avisarnos con dos meses de antelación para que, si las nuevas condiciones no nos satisficieran, pudiéramos cancelar el contrato sin ningún coste”.  

Cuidado con el FGD

La unificación afectará a aquellos clientes que actualmente tengan cuentas en ambos bancos, ya que una vez fusionadas las dos entidades y desaparecida Bankia, la protección del FGD se reducirá a la mitad. Si al final el saldo total en la entidad supera los 100.000 euros, la cantidad que sobrepase esa cifra no estará protegida por el FGD.

Además, muchos clientes que tengan cuentas en ambos bancos puede que no quieran perder las ventajas de trabajar con dos bancos a la vez. En esos casos, desde HelpMyCash señalan que abrir una cuenta corriente nueva en otro banco es un proceso muy sencillo y actualmente se pueden contratar cuentas sin comisiones con ventajas muy atractivas. @mundiario