Somos de donde pagamos los impuestos, y el señor Márquez es de Andorra

Marc Márquez.
Marc Márquez.

No me gusta el espectáculo de ver a ricos muy ricos defendiendo los colores de España mientras pagan sus impuestos a otros países donde dicen vivir sin ser cierto.

Somos de donde pagamos los impuestos, y el señor Márquez es de Andorra

No me gusta el espectáculo de ver a ricos muy ricos defendiendo los colores de España mientras pagan sus impuestos a otros países donde dicen vivir sin ser cierto.

Antiguamente éramos de donde nacíamos, así un francés en España siempre sería un francés por muchos años que viviese aquí. Posteriormente pasamos a ser de donde vivimos, es decir, donde trabajamos y comemos, así, pasados unos años, se otorga la nacionalidad al residente. En la actualidad pienso que somos de donde pagamos nuestros impuestos. Al igual que una empresa que se domicilia en Liechtenstein no es española aunque opere y trabaje aquí, una persona que se domicilia en Andorra, como es el caso ahora de Marc Márquez, para pagar allí sus impuestos (50.000 euros con ingresos de 10 millones), para mi esta persona es andorrana, como lo era Arancha Sanchez Vicario, o el Ballesteros monegasco, y podríamos seguir con Contador, Fernando Alonso, Jorge Lorenzo, y tantos otros hasta llegar al Nadal navarrico o la sevillana Duquesa de Alba que tuvo buen cuidado de domiciliarse en Madrid para tributar un 1% en transmisiones donde otros pagan un 29.

Dice Pablo Iglesias que los ricos van a pagar mucho más de lo que deberían pagar ahora. Es posible que salgan leyes nuevas pero difícil que les afecten porque la globalización permite la libre circulación de capitales aunque no de personas, salvo que sean ricas a lo Julio Iglesias y tantos otros artistas españoles que ahora son de Miami. No voy a entrar en eso por su evidencia y si no ahí tenemos el caso de Depardieu cuando le quisieron cobrar el 75% de impuestos, que se hizo ruso y listo. En Estados Unidos esto lo tienen claro y simplifican y moderan sus impuestos al punto en que la gente le compense pagarlos mejor que hacer su entramado de ingeniería financiera y el Estado acabe cobrando cero.

Volviendo al origen de este artículo, quiero manifestar que todos esos que ganan millones al año, y por eso se domicilian fuera, se las den de patriotas y enarbolen la bandera española cada vez que les asiste el éxito, me produce un total rechazo. Si Marc Márquez piensa pagar sus impuestos a Andorra, que pasee la bandera de Andorra, y todos los demás lo mismo. No queremos enamorados de nuestra bandera y de España que cotizan para el bienestar de los habitantes de otros estados y del suyo propio con total desprecio de quien les dio la oportunidad de triunfar y de sus compatriotas. 

Que se lo piensen. Para representar a España hay que cotizar en España, porque si todos los que ganan fortunas, sean artistas, deportistas o empresarios cotizan fuera, aunque sea legalmente, la media de recaudación española seguirá siendo muy inferior a la de otros países con menos carga impositiva sobre el papel, y los asalariados que dificilmente llegan a fin de mes, y las Pymes que se juegan sus patrimonio cada día, acabarán pagando lo que ellos no pagan, y aún así se reducirán las prestaciones sociales porque seremos un país pobre donde los ricos, que son muchos, dicen que viven y cotizan fuera. Pues que se vayan de verdad a la sombra de la bandera que los cobija.

Somos de donde pagamos los impuestos, y el señor Márquez es de Andorra
Comentarios