Buscar

MUNDIARIO

Los sindicatos españoles denuncian medidas de protección "insuficientes" ante el riesgo de contagio

Los insumos médicos y sanitarios se han aglutinado y acumulado en los centros de salud destinados por el Gobierno para atender la emergencia
Los sindicatos españoles denuncian medidas de protección "insuficientes" ante el riesgo de contagio
Una planta de autopartes en España / moopio.com
Una planta de autopartes en España / moopio.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El riesgo de contagio por coronavirus se ha trasladado de las calles de grandes ciudades como Madrid y Barcelona a las plantas de trabajadores y centrales sindicales que, en medio de una incertidumbre laboral y económica similar a la de la crisis de 2010, reclaman sentirse desprotegidos ante la expansión de la pandemia, que cada vez gana más velocidad en España.

Y es que ante el aumento en el número de contagios por coronavirus también se multiplican las quejas de los trabajadores que tienen que seguir acudiendo a su centro de trabajo, aunque sea en condiciones laborales y salariales que podrían complicarse si se les aplica un ERTE. Por ello, el CC OO y UGT han denunciado este lunes, en una nota de prensa conjunta, que Correos no ha dotado a su plantilla de medidas de protección suficiente ante la expansión de la Covid-19.

Los insumos médicos y sanitarios se han aglutinado y acumulado en los centros de salud destinados por el Gobierno para atender la emergencia, pero existe un déficit en las plantas y fábricas del país.

Los sindicatos acusan a la empresa “de poner el negocio por delante de la seguridad" al imponer a sus trabajadores, "sin negociación ni acuerdo sindical, actividades innecesarias, con una exposición y riesgo excesivos”.

"Las 50.000 personas que trabajan en la empresa todavía hay 35.000 que se están desplazando para acudir a las oficinas o realizar actividades de reparto. Y que no se les ha proporcionado ni guantes ni geles a quienes están en contacto con los ciudadanos. No decimos que se cierre la actividad, sino que se suspenda la ordinaria y se mantenga la excepcional, por la que solo haría falta el 10% de la plantilla; nos podemos convertir en contaminadores", alertó este lunes Regino Martín, secretario general de CC OO-Correos. @mundiario