Buscar

MUNDIARIO

La sexta economía del mundo creció un insuficiente 2,1% en agosto por la pandemia

Esto implica que el valor neto de la economía británica podría caer de 2,8 billones a 2,7 billones de dólares, es decir, sufriría una pérdida de 58.800 millones de dólares. 

La sexta economía del mundo creció un insuficiente 2,1% en agosto por la pandemia
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson / Sky News.
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson / Sky News.

Una de las economías más pujantes del mundo no se ha recuperado como se esperaba, lo que repercute directamente en los flujos de capitales que destinan inversiones en ese país y generan empleos, rentas e impuestos para los países que deciden colocar su futuro financiero en la estabilidad que esta potencia tiene. 

Y es que el producto interior bruto (PIB) del Reino Unido creció en agosto un 2,1 %, menos de lo pronosticado después de que el Gobierno inyectara estímulos en ayudas específicas para el sector de la restauración y la hostelería, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS).


Quizás también te interese:

La justicia española aprueba que el salario mínimo subiera a 900 euros en 2019


Esto implica que el valor neto de la economía británica podría caer de 2,8 billones a 2,7 billones de dólares, es decir, sufriría una pérdida de 58.800 millones de dólares. 

“Ese crecimiento contrasta con el 6,4 % de julio y un 4,6 % previsto por los analistas, que esperaban un repunte de la actividad tras la introducción de una reducción del impuesto del valor añadido (IVA) para la restauración y la hostelería y un programa oficial de descuentos en restaurantes para alentar el consumo”, según el reporte de la ONS.

Entonces, el 2% de diferencia que no se logró canalizar como crecimiento de las rentas y de la actividad económica interna, representa los 56.000 millones de dólares que las empresas y los comercios británicos, generadores de fuerza de trabajo, empleos e impuestos, no lograron capitalizar los estímulos del Gobierno del primer ministro Boris Johnson en retornos de inversión que pudiesen expandir el valor de las mercancías en el mercado interno para compensar la demanda, pues el consumo aún no ha repuntado al mismo nivel que el sector empresarial a pesar de la política de acompañamiento de Londres a la recuperación de la economía nacional. @mundiario