Buscar

MUNDIARIO

¿Ser un Recurso Humano o tener marca personal?

“Si pintaras lo que tienes en el corazón lo podrías colgar en un museo” (Chuck Palahniuk). Còmo crear una marca personal para ser un profesional del siglo XXI.

¿Ser un Recurso Humano o tener marca personal?
IMC./ branding
IMC./ branding

Firma

Guillermo Taboada

Guillermo Taboada

El autor, GUILLERMO TABOADA, es empresario y analista económico de MUNDIARIO. Director de personas, socialnetworker, interim manager y profesor. @mundiario

La pretensión de este artículo es aportarte nuevos enfoques y provocar en ti una reflexión necesaria para consolidar tu presente en este mundo de fantásticas oportunidades.

Estado del arte.

A pesar de la evolución que hemos experimentado en los últimos años en cuanto al desarrollo del talento, todavía el trabajador es considerado como un Recurso Humano, solo hay que hacer una búsqueda en Google para darse cuenta de que la mayoría de los departamentos que gestionan el Talento en las organizaciones, se llaman Departamentos de Recursos Humanos.

Sin embargo, los profesionales del siglo XXI son flexibles, comprometidos, innovadores, con capacidad de adaptación al cambio. Capaces de trasformar y mantenerse en fase beta permanente para seguir en primera línea a través de su auto aprendizaje. Son quienes mejor se adaptarán a este entorno que se caracteriza por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad, ya que tienen una mentalidad abierta. Nada que ver con un recurso humano, ¿no?

Para el año 2020 el 45% de nosotros será un nómada del conocimiento (Knowmads), convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral. Esto se produce por dos importantes motivos, las carencias actuales para la gestión adecuada del talento en las organizaciones y la necesidad de altos niveles de productividad para ser competitivos en un mercado globalizado. Este dato es fácilmente cotejable si observamos lo que hacen los países con un mayor Índice de Desarrollo Humano. Sabemos con certeza que lo que está ocurriendo en esos países pronto llegará al nuestro.

“Más que apasionarnos con nuestra profesión,
deberíamos profesionalizar nuestra pasión” (Arturo Pérez Reverte). 

También sabemos que el crecimiento exponencial de la tecnología está marcando el ritmo de nuestras vidas, mejorando nuestra calidad de vida, pero a la vez nos exige un extraordinario esfuerzo para seguir su evolución. Grandes oportunidades se abren a toda la ciudadanía con el acceso a la tecnología democrática que permite competir a los grandes con los pequeños en un mercado globalizado.

Vivimos en la era de la economía digital, las cinco empresas con mayor capitalización del mundo son empresas digitales: Apple, Google, Amazon, Facebook y Microsoft. Este factor, unido al crecimiento exponencial de la tecnología, está provocando una pérdida de empleos por la automatización de procesos gracias a la robótica, la inteligencia artificial y otras tecnologías. Sin embargo, también se va a producir un gran crecimiento de trabajadores del conocimiento para gestionar los avances tecnológicos y ayudar a reubicar a las personas descolgadas del proceso de transformación digital.

Se está produciendo un cambio de paradigma, pasamos del presentismo a la productividad en las organizaciones, es decir, ya no importa la cantidad de tiempo que nos pasamos en el trabajo, sino el valor que aportamos.

Claro ejemplo es el Interim Management, que es la gestión interina de un directivo senior, cuyo volumen de negocio en los últimos años ha crecido en más de dos dígitos, equiparándose próximamente a los niveles de países europeos como Holanda o UK donde su desarrollo ha sido más temprano. Y también las plataformas digitales de gestión colaborativas, como Plaam, que permiten conseguir altas productividades en proyectos integrados por profesionales freelance ubicados en cualquier lugar y que utilizan cualquier dispositivo para conectarse con su equipo de trabajo. Representativo de estas dos tendencias ha sido la gestión del evento Mobile Week Coruña.

¿Qué hago para ser un knowmad con marca personal?

Knowmad es un neologismo que combina las palabras know (saber, conocer) y nomad (nómada), son los auténticos profesionales del siglo XXI y se caracterizan por:

- Generan ideas y son imaginativos.

- Desempeñar su trabajo de forma autónoma.

- Dominar las nuevas tecnologías.

- Gestionar adecuadamente las redes sociales.

- Tener una gran capacidad de adaptación a la velocidad del cambio.

- Aprender de forma continuada sin miedo al fracaso, asumiendo sus errores.

Por tanto, si tus competencias se adaptan a estas cualidades y te apasiona este estilo de vida, debes saber que la Marca Personal se va a convertir en un elemento de primera necesidad, ahora que ha desaparecido el pleno empleo, que las competencias digitales marcan la tendencia y que la gran parte de la fuerza laboral serán profesionales freelance.

La marca personal consiste en comunicar con claridad la propuesta de valor única que ofrecemos al mercado. Surge de la necesidad de la hiperconexión en la que vivimos, de la crisis sistémica que padecemos que nos obliga a reinventarnos continuamente y de un mundo con una clara tendencia a la colaboración.

“La gente se ríe de mi porque soy diferente y yo
me río de ellos porque son todos iguales” (Kurt Cobain).

Identificar y proyectar nuestra marca personal nos ayuda a entendernos mejor, mejora nuestra autoconfianza, aumenta nuestra visibilidad, nos diferencia, mejora nuestra retribución, nos ayuda a sobrevivir en tiempos de crisis económica, nos permite adentrarnos en nuevas áreas de negocio, nos da acceso a puestos mejores y más interesantes. Nuestro éxito profesional pasa hoy por entender y desarrollar nuestra marca personal en una cultura, la occidental, donde la persona es el centro.

¿Cómo crear mi marca personal?

Tanto las empresas como las personas deben diferenciarse de sus competidores para seguir operando en sus respectivos campos. Pero ojo, no es algo opcional; es, ante todo, la única forma de supervivencia y adaptación al mercado actual.

Podemos señalar de forma concisa los principales pasos a seguir para tener una marca que defina nuestra propuesta de valor, si bien es un proceso que aconsejamos realizar con un profesional experto para conseguir los objetivos marcados. Nuestra propuesta de valor única, predicamos con el ejemplo, es la metodología digital que utilizamos para implantar el modelo, que consta de las siguientes fases:

1) Evaluación del perfil: utilizamos el modelo Digital Gestión del Talento.

2) Análisis situación actual: realizamos una evaluación de la persona o de la organización.

3) Visión, misión y valores: ayudamos a definir la cultura.

4) Definición de talentos: nos ayuda a tener claro que competencias, fortalezas, habilidades, principios y actitudes que poseemos. Evaluamos de forma especial las competencias recomendadas por el The World Economic Forum,

5) Creación de la propuesta de valor única.

6) Concreción del mercado objetivo.

7) Establecimiento de objetivos.

8) Plan de acción.

9) Comunicación de la marca e indicadores de control.

10) Feedback.

Es importante señalar que marca personal no es igual a reputación. Mi marca personal se basa en los valores que yo percibo en mí y en la manera en que creo que debo transmitirlos. Mi reputación depende de lo que los otros piensen de mí. Mi marca está en mis manos; mi reputación, no. Sin embargo, puedo influenciarla comunicando adecuadamente mi marca con la metodología propuesta.

“Para llegar a lo que somos, debemos eliminar lo que no somos” (Jodorowsky).

La gran mayoría de las personas que buscan trabajo no encuentran el de sus sueños, no porque desconozcan el mercado laboral, sino porque no se conocen a sí mismas. De ahí que probablemente la máxima más famosa de la antigüedad es "Conócete a ti mismo", que está escrita en el pronaos del templo a Apolo en Delfos.

¿Cuáles son los beneficios?

Encontrar los beneficios que la marca personal aporta de forma genérica es muy fácil, basta con navegar por internet y los tenemos. Son muchos y podemos ver ejemplos en todas las disciplinas.

“Si quieres volar con las agilas, no puedes seguir
escarbando el suelo con los pavos” (Zig Zaglar).

Para una mayor practicidad, voy a relacionar los que a mi me ha aportado el desarrollo de mi marca personal, si bien os recuerdo que nadie se convierte en astronauta por accidente:

Constituir varias empresas IMC, Plaam, 4BM...

- Crear una metodología de gestion colaborativa digital para conseguir altas productividades en el desarrollo de proyectos.

- Disponer de una red social colaborativa con profesionales freelance para intercambiar conocimiento y abordar proyectos sin estructuras fijas.

- Tener un amplio marco relacional en las redes sociales con los que intercambiar conocimiento y negocios.

- Contribuir a la consecución de importantes premios a la innovación: E&E, Capital Humano, Excelente Cantábrico, AGAXEDE...

- Dar conferencias en asociaciones, empresas y eventos de prestigio.

- Dirigir dos de los eventos sociales más importantes del mundo: Mobile Week Coruña y World Happiness Fest 2020

Un regalo de reflexión, una pregunta que puede despertar en ti nuevas inquietudes: ¿Cuáles son las tres principales prioridades de tu vida, y en qué medida las refleja tu existencia actual? @mundiario