El Senado brasileño aprobó el límite de gasto público propuesto por Temer

Senado-brasileño-Twitter
Senado brasileño le da un respiro político al presidente Temer. / O' Globo.

La iniciativa legislativa tiene como vigencia para los siguientes veinte años, en lo que significa el ajuste fiscal más severo de la historia del país que, además, ya desató la protesta en las calles brasileñas en rechazo a la ley.

El Senado brasileño aprobó el límite de gasto público propuesto por Temer

Este martes, Brasil dio luz verde a la reforma de ajuste fiscal más importante que haya podido tener en su historia y que, además, enmienda a la legalidad de su propia Constitución, heredada desde 1988. El Senado aprobó por 53 votos contra 12 en contra, el proyecto estrella del Gobierno de Michel Temer de rebajar drásticamente el tope de los gastos públicos por los próximos 20 años.

En pocas palabras, a partir del venidero 2017, las inversiones públicas quedarán limitadas durante cinco legislaturas: solo se podrán aumentar los gastos sí  la inflación se manifiesta en la economía del país. Asimismo, la administración Temer no podrá ni subir el sueldo a sus trabajadores, ni contratar funcionarios nuevos ni conceder incentivos fiscales. Solo en dos áreas como educación y sanidad entrará en vigencia en el 2018.

La oposición ha manifestado que recurrirán al Tribunal Supremo para que declare la ley de inconstitucionalidad por haber trasgredido la legalidad de la Carta Magna brasileña. “Es una insensatez: la Constitución ciudadana ha dejado de proteger a sus ciudadanos”, lamentaba Jorge Viana, del Partido de los Trabajadores.

La votación de la reforma fiscal se da en medio de la crisis económica y social que enfrenta Temer, quien llegó a la jefatura de Estado tras el impeachment a Dilma Rousseff. Inclusive, por el tema de la baja popularidad presidencial por los escándalos de corrupción que salpican al régimen. Precisamente, sindicatos y movimientos sociales han convocado una jornada de protestas, que llevó a las autoridades de Brasilia a reforzar la presencia policial en los alrededores del palacio legislativo, en rechazo a la ley de Temer. 

El Senado brasileño aprobó el límite de gasto público propuesto por Temer
Comentarios