Seguridad Social ajusta la normativa de cotización para prácticas científicas no remuneradas

Elma Saiz, ministra de Seguridad Social. / RR SS.
Elma Saiz, ministra de Seguridad Social. / RR SS.
El Ministerio considera que la base de cotización de referencia para el pago debe ser la correspondiente al año en el que tuvieron lugar las prácticas (y no la actual, lo que encarecería ese pago).
Seguridad Social ajusta la normativa de cotización para prácticas científicas no remuneradas

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, liderado por Elma Saiz, ha presentado una propuesta para modificar la normativa que permite a los científicos comprar la cotización de los periodos de prácticas no remuneradas. Esta iniciativa, discutida en el marco del diálogo social una semana después de su primera presentación, busca ajustar la normativa aprobada en mayo y atender las demandas de la comunidad científica. Sin embargo, los sindicatos consideran que algunos aspectos de la propuesta "se quedan cortos".

En la nueva propuesta, el Ministerio sugiere que la base de cotización de referencia sea la correspondiente al año en que se realizaron las prácticas, en lugar de la actual, lo que reduciría el coste para los científicos. Además, se permite rescatar hasta cinco años de cotización, incluso para aquellos que ya incorporaron dos años en 2011. También se propone fraccionar el pago en un máximo de cinco años y extender a tres años y medio la ventana temporal para suscribir el convenio especial que regula estas incorporaciones.

Borja Suárez, secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, destacó la importancia de esta iniciativa: "Los agentes sociales han agradecido que este asunto vuelva a la mesa de diálogo social después de la semana pasada. Hemos presentado una propuesta que esperamos que nos permita acabar de perfilar una orden que satisfaga a todos los colectivos".

Bonificar la mayor parte de la cuota

Por su parte, los científicos han solicitado que la Seguridad Social bonifique la mayor parte de la cuota que deben pagar para mejorar sus jubilaciones. Suárez aclaró que se ha hablado de un "convenio especial" y no de una bonificación directa de la cuota obrera y patronal. Actualmente, las empresas disfrutan de una bonificación del 95% con los becarios no remunerados, una demanda que no se ha incorporado en la propuesta inicial del Ministerio.

Carlos Bravo, secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CC OO, lamentó que el debate sobre esta medida esté opacando sus beneficios: "Es una pena que una medida como esta, que está teniendo un resultado espectacular, esté siendo nublada por este debate". Aun así, valoró positivamente la extensión a cinco años del periodo recuperable. Cristina Estévez, secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, por su parte, criticó la rapidez con la que se está llevando a cabo la adecuación normativa y sugirió que una negociación más pausada podría haber llevado a una mejor resolución.

Desde el Ministerio, se subraya que los cambios propuestos buscan corregir las discriminaciones señaladas por los científicos y se destaca la importancia del diálogo social en este proceso. La nueva normativa debe acordarse con rapidez, ya que el marco original, que permite a los exbecarios pagar unos 290 euros por mes para que cuente de cara a la jubilación, entrará en vigor el próximo 1 de junio. @mundiario

Comentarios