Según Richard Davidson, el hombre puede aprender a gestionar su mente para ser feliz

El pensamiento y las emociones influyen en cómo evoluciona el cerebro y que, en consecuencia, podemos aprender a ser más felices igual que podemos aprender a tocar un instrumento o hablar un idioma.
Según Richard Davidson, el hombre puede aprender a gestionar su mente para ser feliz

Wisconsin es conocida por los Green Bay Packers, uno de los mejores equipos de la historia del fútbol americano y campeón en varias ocasiones de la Superbowl. Green Bay es una ciudad encantadora, ubicada a la orilla del lago Michigan con gente maravillosa con la que siempre me sentiré en deuda por su cariño y generosidad. Pero además de por su gran nivel de calidad de vida, su queso y su fútbol, Wisconsin es conocida por sus centros de investigación en relación al funcionamiento del cerebro.

Richard Davidson es el director del Walsman Laboratory for Brain Imagin and Behaviour y del Laboratory for Affective Neuroscience, uno de los grandes expertos que está liderando una verdadera revolución en relación a determinadas creencias sobre las cualidades del cerebro y concretamente a su plasticidad. Dice el profesor Davidson que nuestro cerebro es un órgano construido para modificarse en respuesta a las experiencias.

Catedrático de Psicología y Psiquiatría de la Universidad de Wisconsin-Madison, Davidson ha llevado a cabo importantes investigaciones sobre la influencia del control delpensamiento, la meditación y la compasión sobre lafelicidad y la salud. A través de la neuroimagen y de la utilización de electrodos, que monitorizan la evolución de la activación regional del cerebro, ha estudiado la conexión entre el cortex prefrontal y la amígdala.

Las conclusiones de las investigaciones de Richard Davidson señalan que:

• El cortex prefrontal es la parte del cerebro clave en relación a las emociones y el pensamiento y que las emociones negativas interfieren en la calidad del pensamiento.

• El aprendizaje en inteligencia social y emocional produce beneficios en el cerebro y es una estrategia científicamente contrastada para mejorar las habilidades, para regular emociones y para desarrollar la capacidad de adaptación y la flexibilidad.

• La educación da forma al cerebro de los niños y sienta las bases para su capacidad de aprendizaje futura y su inteligencia emocional.

• Cualidades como la paciencia, la serenidad, la capacidad de colaboración y la amabilidad son cualidades que pueden ser entrenadas.

En definitiva, estas investigaciones le han llevado a concluir que el pensamiento y las emociones influyen en cómo evoluciona el cerebro y que, en consecuencia, podemos aprender a ser más felices igual que podemos aprender a tocar un instrumento o hablar un idioma. En su opinión, requiere tiempo y entrenamiento constante. Según Davidson podemos aprender a gestionar nuestra mente para ser felices.

Vale la pena echarle un vistazo a su vídeo-presentación; seguramente aumentará nuestra consciencia sobre la importancia de la calidad de nuestro pensamiento y en consecuencia se incrementará nuestraresponsabilidad, elemento fundamental para gestionar con más habilidad las circunstancias y conseguir, así, mayores niveles de felicidad.

 

Según Richard Davidson, el hombre puede aprender a gestionar su mente para ser feliz
Comentarios