El Santander tuvo un beneficio de 1.867 millones en el primer trimestre

Ana Botín, presidenta del Banco Santander. / Twitter
Ana Botín, presidenta del Banco Santander. / Twitter

El banco anunció sus resultados del primer trimestre, en los que evidenció que Brasil sigue siendo el principal mercado de la entidad presidida por Ana Botín.

El Santander tuvo un beneficio de 1.867 millones en el primer trimestre

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 1.867 millones de euros tan sólo entre enero y marzo de 2017, superando en un 14.3% la suma obtenida en el mismo período del año pasado, amparados en gran parte por el empuje que han tenido en América Latina, España y la financiación al consumo, explica El País. La entidad que preside Ana Botín tuvo su contraparte en Polonia y Reino Unido, países en donde redujo sus ganancias. Los resultados de las cuentas en términos generales dejaron notables mejoras, contrastando con los cierres del ejercicio anterior. Los resultados superan las expectativas hechas por varios analistas, quienes habían calculado un crecimiento del 5.4%.

De acuerdo a un comunicado recibido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y enviado por el mismo banco, el crédito del Santander creció en un 2.8% y llegó hasta los 195.312 millones de euros, mientras que los depósitos de sus clientes llegaron a los 705.786 millones de euros, una subida del 5.2%.

La organización terminó el primer trimestre de este año con 15.5 millones de clientes vinculados, es decir aquellos que creen que el Santander es el banco principal, en tanto que los clientes digitales subieron en 4.2 millones en este último año, alcanzando los 22.1 millones. La morosidad, sigue El País, disminuyó hasta el 3.74% de los créditos totales, contrastando con el 4.3% del ejercicio previo. La ratio de cobertura del grupo con las provisiones subió hasta el 75%, un punto porcentual, reza el comunicado. 

Así, el beneficio del Banco Santander de España se estimó en 362 millones de euros, un 18% más que el obtenido en el primer período del año pasado. Con todo, el margen de intereses, que es únicamente sobre la actividad financiera, se redujo en un 9%. Los mayores ingresos por comisiones, la reducción de costes y la notable caída de las provisiones, que caen un 30%, dieron vida a este resurgir de los beneficios. Los créditos, por su parte, disminuyeron en un 1.2%, una tendencia inquebrantable desde la crisis, en tanto que los depósitos subieron en el mismo porcentaje. Se cerró el primer trimestre con hasta 22.900 empleados, un 5.4% menos, y con 2.881 oficinas, un recorte de hasta el 16%, explica El País.

El banco presenta en su comunicado que en España “los buenos resultados que está cosechando la estrategia 1I2I3 se reflejaron en un incremento significativo de los clientes vinculados (+350.000 desde el primer trimestre de 2016), mientras que el liderazgo del banco en banca mayorista impulsó el crecimiento de los ingresos por comisiones”, les cita el mismo medio.

Brasil, el principal impulsor

Brasil se mantiene como el principal catalizador del banco. El beneficio atribuido ascendió hasta 634 millones de euros, es decir un 77% más en la comparación interanual. Botín atribuye esto al “al fortalecimiento del real brasileño, pero también gracias a una buena evolución del negocio”. Sin contar los efectos directos del tipo de cambio, el beneficio atribuido se alzó en un 38%, esto como “consecuencia del aumento de los clientes vinculados, que estimuló un fuerte crecimiento en los ingresos, y de una gestión del riesgo prudente, que permitió una reducción de las provisiones por insolvencias”.

En el Reino Unido, el beneficio atribuido se redujo en un 8%, cayendo hasta la suma de 416 millones de euros. Con todo, la organización defiende que detectó “una buena evolución de la actividad ordinaria, una calidad del crédito muy sólida y buen control de costes, factores que se vieron contrarrestados por la depreciación de la libra frente al euro y costes extraordinarios, que incluyen una provisión para reclamaciones por seguros de protección de pagos (PPI) de 32 millones de libras”. Al ignorar el efecto directo del tipo de cambio, el beneficio atribuido sube un 3%.

En el grupo consolidad, el número de clientes vinculados se engrosó con 1.5 millones de clientes nuevos en el último ejercicio. Al separarse por segmentos geográficos, Europa dejó el 52% de los beneficios, en tanto que América dio el 48% restante, siendo un 26% de Brasil. Entre enero y marzo, la ratio de capital CETI subió 11 puntos básicos, llegando hasta 10.66%, en tanto que la ratio de eficiencia mejoró hasta el 46.1% desde el 48.1% previo, cita el periodista Íñigo de Barrón. El beneficio por acción subió 0.122 euros, un 14% más.

“Hemos comenzado bien el año en todos nuestros mercados, con un crecimiento especialmente fuerte en Latinoamérica, España y en el negocio de financiación al consumo. Estamos aumentando el número de clientes vinculados y adelantando el cumplimiento de nuestros objetivos, y mantenemos nuestra posición como uno de los bancos más eficientes, rentables y predecibles del mundo”, asegura Botín en en comunicado.

En cuanto al entorno, la oficina explica que “sigue planteando desafíos para el sector financiero, pero las perspectivas para Santander son positivas. Se espera que todas las economías de nuestros principales mercados crezcan este año y confiamos en que el modelo de negocio, junto con la ejecución consistente de nuestra estrategia, nos permitirá seguir ofreciendo en el futuro lo mejor a nuestros clientes y equipos, a la vez que generamos crecimiento rentable”.

El Santander tuvo un beneficio de 1.867 millones en el primer trimestre
Comentarios