Samsung anuncia sus cuentas tras el terrible fiasco de su Galaxy S7 Note

Samsung. / Twitter
Samsung.

La empresa surcoreana ha salido de su hermetismo tras el tremendo infortunio de su último móvil. Perdió un 30% de sus beneficios a causa del llamado mejor móvil jamás inventado.

Samsung anuncia sus cuentas tras el terrible fiasco de su Galaxy S7 Note

Apuntaba, según varios expertos, a ser el mejor teléfono móvil jamás inventado. Pero del cielo llevó a sus dueños al infierno en cuestión de días. El Galaxy S7 Note terminó siendo un bochorno sin precedentes para cualquier compañía tecnológica. Ahora, una vez cancelado de forma definitiva el proyecto de la elegante y avanzada terminal, Samsung ha reportado sus cuentas del último trimestre, en las cuales refleja que ese fiasco les llegó a las entrañas.

El beneficio operativo de la gigante de Corea del Sur fue de 4,200 millones de euros (5.2 millones de wones, la moneda local) entre julio y septiembre, un 29.2% menos que en el mismo trimestre en el año anterior. La empresa se mantuvo a flote gracias a sus otras líneas de productos.

La firma ya había revisado sus previsiones de ingresos y beneficios hace unas semanas, y las mismas iban a la baja. Pero pese a que ya se esperaba este desenlace, los números siguen siendo igualmente impactantes. La de este trimestre es nada menos que la cifra más baja de los últimos seis años y el beneficio operativo, sólo de móviles, se ha caído en un 96% anual.

Las ventas de la empresa se cayeron entre enero y septiembre hasta un 7.4% (que equivale a 38,500 millones de euros) y el beneficio neto -es decir sin inetereses e impuestos- se quedó en 3,660 millones de euros, un 16.8% menos, según un comunicado de la empresa emitido este jueves.

De acuerdo a sus estimaciones, la retirada definitiva del Galaxy S7 Note mermará las cuentas de Samsung durante al menos seis meses más. Sus profecías incluyen recortes adicionales del beneficio operativo por valor de 2,800 millones de euros en los próximos dos trimestres.

No obstante, con todo y el caos que desató su teléfono estrella, la compañía revela que "los envíos de teléfonos inteligentes se han mantenido sólidos debido a las ventas estables de dispositivos como el Galaxy S7 y el S7 Edge". Para el año entrante tienen planeado presentar un nuevo teléfono, por lo que esperan resarcirse a sí mismos. El Galaxy S8 y el Note S8 están marcados para su presentación entre febrero y marzo del otro año, probablemente durante el Congreso Mundial de Móviles, en Barcelona.

La empresa no ha dejado claro qué causó todas las explosiones en sus terminales. Sin embargo, aseguraron que están renovando el software de los mismos para que la batería no pueda cargarse más allá del 60% de su capacidad total. Esta medida es parte de la estrategia para guardar la integridad de aquellos usuarios fuera de Corea del Sur que se negaron a devolver su terminal.

Las estadísticas del trimestre se hicieron públicas horas antes de la celebración de la reunión de accionistas de la empresa. Durante aquélla se nombró a Lee Jae-yong, hijo único del fundador de la empresa y, por consiguiente, heredero del reino, como miembro del consejo administrativo de la división electrónica. Ese segmento es vital para la organización, pues de sus actividades llega a depender hasta el 18% del PIB de Corea del Sur. Pese a que los expertos confían en que Samsung se rehará de este golpe, en Seúl se teme que, si persisten este tipo de errores, la economía del país como un todo podría comprometer su crecimiento.@hmorales_gt

 

 

 

Samsung anuncia sus cuentas tras el terrible fiasco de su Galaxy S7 Note
Comentarios