Buscar

MUNDIARIO

Los salarios en España vuelven a crecer tras la crisis desatada en 2008

La Encuesta de Población Activa refleja la subida generalizada en las remuneraciones. España, País Vasco y Cataluña tuvieron los salarios medios más elevados.
Los salarios en España vuelven a crecer tras la crisis desatada en 2008
Billetes de 200 y 500 euros. / RRSS
Billetes de 200 y 500 euros. / RRSS

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Los salarios vuelven a retomar los niveles que tenían hasta la crisis de 2008. El salario medio bruto subió en 2018 un 2,9%, llegando hasta los 1.944,4 euros al mes. Es sin duda un levantamiento importante, pues desde 2011 tan solo hubo un año en el que pasó del 1%. De acuerdo a la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada el viernes por el INE, este vuelo ha esperado cuatro años desde que el Producto Interno Bruto (PIB) comenzara su subida.

En el caso de las mujeres, el salario medio fue de 1.708,4 euros, en tanto que el de los hombres llegó a los 2.161,3 euros, un 20,9% más. De paso, los varones presentaron una mayor concentración relativa en salarios altos, puesto que hasta un 35,1% ingresó más de 2,187.2 euros, mientras que las mujeres fue solo del 24,5%.

Este desnivel se eplica en factores sobreentendidos como el empleo a tiempo parcial o la temporalidad, los cuales son más frecuentes entre las mujeres, quienes de paso trabajan en ramas de actividad no tan bien remuneradas como los hombres.

El salario mediano (aquel que separa al número de trabajadores en dos partes iguales: quienes tienen un salario superior y los que tienen uno inferio) quedó en 1.642,3 euros, un 3,26% más en relación a 2017. El 40% de los asalariados se embolsó entre 1.260,9 y 2.187,2 euros, en tanto que un 30% se hizo con más de 2.187,2 euros y el 30% restante, no llegó a los 1.260,9 euros.

A la vez hay una brecha de edad, puesto que los empleados de menor edad concentran los salarios más bajos, en tanto que los de mayor edad tienen un peso relativo mayor en los salarios más elevados, algo que está supeditado al tipo de contrato y la longevidad en su empleo actual. Así, el salario medio bruto sobrepasa los 1.091,7 euros mensuales para los empleados que no llegan a los 25 años de edad a los 2.205,6 euros de quienes tienen más de 55 años.

La brecha de la temporalidad quedó en un 35,1% a raíz de que los de contrato indefinido se hicieron con un salario medio bruto mensual de hasta 2.142,2 euros, por encima de los 1.389,7 de los contratos temporales.

De igual forma influye en el nivel salarial, puesto que el sueldo medio recibido por quienes llegaron hasta la secundaria de primera etapa fue de 1.276,3 euros brutos, en tanto que para quienes tenían estudios superiores se alzó hasta llegar a los 2.455,3 euros.

El tiempo de trabajo es un factor clave, puesto que trabajar menos de la jornada habitual supone una mayor probabilidad de recibir una remuneración menor. El salario medio bruto mensual para quienes laboran jornada completa fue de hasta 2.177,1 euros el año pasado, en tanto que para quienes trabajan a jornada parcial fue de 746,1 euros.

Los salarios medios más altos fueron en la actividad de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, pues se gastó hasta 3.633,5 euros, así como en las actividades financieras y de seguros, con 3.350,6 euros. Los más bajos fueron para el personal doméstico, con 750,2 euros, a la hostelería, con 1.235,1 euros, y por último, con 1.249,8 euros, para la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Otras variables demuestran que los puestos directivos son mejor remunerados que las ocupaciones elementales, que el salario se dispara según el tamaño de la empresa y que en el sector público se cobra más de media que en el privado, explica El País.

En cuanto a los empleados públicos, el INE explica que sus mejores salarion se encuentran en quienes sí tienen estudios superiores, por el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la longevidad en el puesto.

La Comunidad de Madrid, con 2.264,6 euros, País Vasco, con 2.241,8 euros, y Cataluña, con 2.067,6 euros, fueron las autonomías con los salarios medios más elevados, contrastando con Extremadura, Canarias y Andalucía que tuvieron los más bajos con 1.612,3, 1.679,3 y 1.749 euros, respectivamente. @mundiario