Sacyr congela la construcción de su proyecto más importante en Colombia

Sede de Sacyr en Madrid.
Sede de Sacyr en Madrid.

La constructora española demanda una nueva inyección presupuestaria para la construcción de una importante carretera en el país sudamericano pero anuncia que el resto de sus proyectos seguirán en curso.

Sacyr congela la construcción de su proyecto más importante en Colombia

La constructora española Sacyr ha detenido la reforma y ampliación de la autopista Corredor 5, la cual conecta Puerta de Hierro y Cruz del Visto, un trayecto de 202 kilómetros. El proyecto es el más importante de la empresa en Colombia. Los directivos decidieron poner el mismo en pausa puesto que los precios de la obra hacen imposible su realización.

Así, la compañía se encuentra negociando ya con la Agencia Nacional de Infraestructuras de Colombia (ANI), la institución encargada de la contración de obras públicas del país sudamericano, a fin de reanudar las obras, de acuerdo a El País y sus fuentes. El núcleo del problema son 30 kilómetros de terrenos de arcillas expansivas que aumentan su volume en cuanto humedecen, por lo que es práctivamente inviable la construcción de un firme con esa superficie a no ser que se aplique un tratamiento específico para ellas.

Ante esta circunstancia, que no aparecía inicialmente en los planos de nadie, la constructora ha pedido una modificación del presupuesto inicial de 275 millones de dólares, el cual incluía la obra y la explotación de esta vía para un periodo de 25 años. Si no se alcanza ningún pacto, se llegará a instancias de arbitraje internacional.

Seguirán operaciones en Colombia

Pero esta piedra en el zapato, eso sí, tampoco comprometería las operaciones de la empresa en Colombia. Sacyr construye también la autopista Pasto-Rumichaca, para la que se ha invertido 1.073 millones de dólares de acuerdo a sus previsiones. Sacyr cuenta con el 60% de las acciones de este proyecto. También tiene a su cargo la construcción de la autopista Mar 1, de una extensión de 176 kilómetros, con una inversión teórica de 1.000 millones de dólares, en consorcio del que los de Manuel Manrique cuentan con el 37.5%.

Este frente abierto llega mientras se delibera otro con el Estado panameño por la construcción del nuevo Canal de Panamá, el cual ha llegado al tribunal de arbitraje internacional. La empresa presidida por Manrique también debe lidiar con la decisión que tomó el Gobierno de Colombia de nacionalizar la filial eléctrica de Gas Natural en el país.

MUNDIARIO te ofrece la opción de suscribirte a otras noticias de Economía.

 

Sacyr congela la construcción de su proyecto más importante en Colombia
Comentarios