Buscar

MUNDIARIO

¿Sabes qué son y cómo funcionan las nuevas inmobiliarias online?

El 'proptech' permite que las agencias inmobiliarias operen a través de Internet. Descubre cómo funciona este nuevo modelo de negocio.

¿Sabes qué son y cómo funcionan las nuevas inmobiliarias online?
Interior de una casa / Skitterphoto
Interior de una casa / Skitterphoto

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com

El proptech, la tecnología aplicada a los servicios en el sector inmobiliario, lleva casi 20 años en nuestras vidas. Comenzó con los portales inmobiliarios donde anunciar la venta de nuestro piso online y ha ido evolucionando hasta hoy, donde podremos encontrar servicios de lo más variopintos. Las inmobiliarias online son unos de estos servicios que el proptech nos ha traído y que en España ha crecido en los últimos dos años. Estas agencias son plataformas digitales que ofrecen herramientas y servicios para vender una casa. Gracias a su gestión online y a la mecanización de muchos de sus procesos utilizar agencias proptech nos puede ayudar a ahorrar incluso más de 20.000 euros, pero ¿podemos confiarles una de las transacciones más importantes de nuestra vida financiera?

El coste, su mayor ventaja

Sin duda, la mayor ventaja de las agencias proptech es su coste, ya que estas inmobiliarias no solo cobran una cuota fija en vez de una porcentual, sino que estos honorarios fijos podrán ser mucho menores que los de las inmobiliarias tradicionales según el coste de la vivienda, nos explica el comparador HelpMyCash. Los costes de una agencia online oscilan entre los 1.000 y los 7.000 euros, según los servicios que contratemos. En cambio, los costes de una inmobiliaria tradicional rondan entre el 3% y el 7%, un coste que más crecerá cuanto más caro sea el inmueble.

Por ejemplo, teniendo en cuenta la horquilla de precios antes mencionada, en un piso con un precio de venta de 200.000 euros, al venderlo a través de una agencia online pagaríamos entre 1.000 y 7.000 euros y con una inmobiliaria tradicional pagaríamos entre 6.000 y 14.000 euros de comisión. En cambio, si el piso tuviese un valor de venta de 350.000 euros, el coste con una inmobiliaria online no cambiaría al del ejemplo anterior, pero con una tradicional subiríamos hasta los 10.500 o los 24.500 euros.

Servicios a la carta, no pagues por lo que no necesitas

Otra de sus grandes ventajas y diferencias con las inmobiliarias analógicas son sus paquetes de servicios. Estos paquetes son a la carta, es decir, cuentan con unas prestaciones básicas para vender nuestro piso, pero también ofrecen paquetes adicionales con los que añadir servicios adicionales. Esto permite también poder adaptar los costes a lo que contratemos y ahorrar al gestionar nosotros mismos algunos de los servicios que no son vitales, como las visitas al inmueble. En una agencia analógica generalmente el precio es fijo y los servicios ofrecidos también, independientemente de si los necesitamos o no.

Además, muchas agencias online no son puramente digitales, sino que son híbridas, es decir, ofrecen servicios cara a cara, no solamente servicios digitales. De esta manera podremos estar acompañados en los momentos más importantes como las visitas, la negociación o la firma de la compraventa.

¿Puedo confiar en un agente inmobiliario online?

Una agencia online tiene la misma seguridad que una tradicional. Además, cuentan con agentes inmobiliarios expertos y conocedores de las zonas para que la venta del piso se lleve a cabo sin sorpresas. No obstante, esto no quiere decir que todas sean buenas. Buscar opiniones y experiencias de otros clientes será vital para poder tomar una decisión informada.

Por ello, es importante comparar entre varias agencias tanto online como analógicas antes de decidirnos por una u otra. Como hemos visto, ambas ofrecen servicios similares, aunque con diferencias en las formas de llevarlos a cabo. @mundiario