El roaming ha dejado de existir para todos los países de la Unión Europea

calendario 2019./Pixabay
Un usuario toma una foto con su teléfono móvil.

A partir de este jueves, los usuarios ya no pagarán costos extra por llamadas o navegación en la web que hagan en otros países del club comunitario.

El roaming ha dejado de existir para todos los países de la Unión Europea

El roaming ha desaparecido oficialmente este jueves 17 de junio para los casi 500 millones de usuarios de teléfonos móviles en los países de la Unión Europea. Las compañías operadoras dejarán de cobrar el cargo extra por hacer llamadas o navegar por internet desde el teléfono en países que no sean el de su procedencia. Esto pone fin a más de una década de enfrentamientos entre las instituciones públicas del continente y permitirá que los europeos disfruten de sus servicios telefónicos y de navegación como si lo hicieran en su propio país.

La eliminación de este recargo traerá consigo grandes ahorros para los usuarios. Hasta hace 10 años, una llamada de tres minutos desde cualquier país del club continental tenía un costo extra de 2 euros, al que se agregaba el coste de la llamada nacional.

A partir de ahí, la Comisión Europea, en frente abierto con las compañías operadoras, propuso un calendario de reducciones de los precios en las llamadas desde otro países. El resultao de dicha imposición fue la reducción de los precios de las llamadas en 92% en el último lustro, mientras que la navegación por Internet redujo su tarifa en un 96% en relación a la que se pagaba en 2012.

El final del roaming ha sido celebrado en asociaciones de consumidores, quienes consideraban aquel regargo como una tasa "abusiva" y un "cambio importante" en el mercado continental de las telecomunicaciones. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aseguró que esta medida "acerca a la UE hacia un verdadero mercado único en el ámbito de las telecomunicaciones". La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) agregó que esta derogación es "cambio largamente esperado, demandado y luchado por parte de las asociaciones de consumidores" en el sector.

No obstante, no todo fueron buenos comentario. Facua ha dicho que la medida no le ahorrará ni un solo centavo a los usuarios ya que las operadoras han ido subiendo los precios a sus servicios en los últimos meses aun si dichos aumentos van contra la ley que protege a los consumidores.

Tarifas al alza

Movistar, Orange y Vodafone han ido aumentando sus tarifas en el último año y medio, aunque muchas veces lo han hecho con la justificación de aumentar la velocidad de transmisión, bonos de datos móviles e incluso contenidos televisivos (que no fueron pedidos por los mismos abonados). No obstante, vale decir que no se puede tildar esas novedades como respuesta a la caída de los ingresos por la abolición del roaming, ya que con las subidas de las tarifas las empresas han logrado paliar otros costes que eran mucho más importantes como las inversiones en redes de fibra o 4G o la compra de derechos audiovisuales, explica El País.

De hecho, las operadoras no han logrado llegar a un consenso sobre el impacto que tendrá la desaparición del roaming en sus facturas. La patronal europea Etno estima que entre 2015 y 2020 la reducción de los precios del roaming podría sumar hasta 7.000 millones de euros como impacto en las cuentas de las compañías. La Comisión Europea es menos drástica y estima la cifra en 1.200 millones de euros. El punto medio lo aporta el regulador Berec, en 4.700 millones de euros.

La Comisión Europea ya dejó claro que seguirá de cerca a las operadoras para detectar cualquier mínimo intento de incrementar los precios nacionales de servicios de telefonía móviles a raíz de la eliminación del roaming. "En algunos países hay algunas tendencias a incrementar esos precios nacionales. Eso significa que los reguladores nacionales y la CE tenemos que abordar esos asuntos muy seriamente", dijo Andrus Ansip, vicepresidente del departamento de Mercado Único Digital para la Comisión Europea.

Triunfo al palmarés de la Comisión

Esta medida se ha tomado en Bruselas como un triunfo a su trabajo. Si no fuera por las instituciones de la UE esta eliminación no hubiera sido posible. El resto del mundo sigue pagando costos como el del roaming.

Por ello, Parlamento, Consejo y Comisión celebraron el proyecto mediante una declaración emitida a nombre de los tres. “La Unión Europea tiene como finalidad unir a los ciudadanos y facilitar sus vidas. El final de las tarifas de itinerancia es una auténtica historia europea de éxito. De ahora en adelante, los ciudadanos que se desplacen por la Unión podrán realizar llamadas, enviar mensajes de texto y conectarse con sus dispositivos móviles al mismo precio que en su país de origen. La eliminación de las tarifas de itinerancia es uno de los logros más grandes y tangibles de la UE”, señala el texto.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.

 

El roaming ha dejado de existir para todos los países de la Unión Europea
Comentarios