Buscar

MUNDIARIO

La riqueza de las familias españolas cayó más del 6% al inicio de la pandemia

La tasa interanual de la caída fue del 1,47%, pues para ese entonces el dato registraba una riqueza de 1,549 billones de euros.

La riqueza de las familias españolas cayó más del 6% al inicio de la pandemia
Una familia española. / La Sexta.
Una familia española. / La Sexta.

Así como miles de personas han perdido salud en España por la pandemia de coronavirus, también han perdido mucho dinero, lo que afecta la estabilidad socioeconómica de las familias del país. 

Y es que la riqueza financiera neta de las familias y empresas españolas, que se mide por la diferencia entre los ahorros y las deudas que tienen, se redujo más de un 6% al final del primer trimestre del año (enero, febrero y marzo), justo cuando inició la crisis sanitaria a partir del 15 de marzo en el país.


Quizás también te interese:

Los precios disminuyeron en España sólo un 0,3% en junio por el encarecimiento de la energía


La caída ha sido drástica y representa un flujo financiero más bajo que también reduce los ingresos que el Gobierno necesita por la vía de los impuestos para financiar el gasto público y las demandas sociales. Se ubica actualmente en 1,527 billones de euros, lo que supera por 400.000 millones de euros el total del PIB español, que promedia 1,1 billones.

Esa contracción de la riqueza neta en el conjunto de los núcleos familiares del país fue exactamente del 6,29% respecto a finales de 2019. En ese momento, la riqueza financiera neta de familias y empresas ascendía a 1,628 billones de euros. Esto representa una reducción de 101.000 millones de euros en todos los capitales que esos grupos han acumulado mediante sus ahorros y dividendos o inversiones, en el caso de las empresas, desde hace siete meses.

La tasa interanual de la caída fue del 1,47%, pues para ese entonces el dato registraba una riqueza de 1,549 billones de euros (1.549.000.000.000.000).

El panorama socioeconómico actual en España marcado por la pandemia muestra una descomposición del flujo y la oferta de dinero por el colapso de la demanda a causa del confinamiento, el miedo social al contagio y la paralización de la actividad económica derivada de la crisis sanitaria. @mundiario