La responsabilidad de la pesca está en las manos del ministro Luis Planas

Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. Twitter @LuisPlanas
Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. / Twitter @LuisPlanas
No habrá desabastecimiento de pesca y marisco en los mercados españoles, pero la que el Gobierno considera solución a la crisis que afecta al sector pesquero, no es tal... al menos desde la óptica de los pescadores.  
La responsabilidad de la pesca está en las manos del ministro Luis Planas

El paquete de medidas aprobado del martes por el Consejo de Ministros para el sector pesquero y acuícola es rechazado de plano por los afectados. Estas medidas contemplan ayudas por un total de 68 millones de euros para el citado sector, así como otras medidas como las que se anuncian para loa armadores, que podrán beneficiarse de una reducción del precio del combustible de 20 céntimos  al litro para el repostaje en puertos españoles. La cifra es inferior en 15 céntimos a los 35 céntimos acordados en Francia, establecidos como referencia para el mismo sector. La medida estará vigente durante tres meses, a partir del 1 de abril.

Para este fin se destinan 16 millones de euros. Y, además, se amplían los créditos ICO o acciones sobre el coste energético. Y habrá ayudas del Estado directas para el sector entre 1.550 y 35.000 euros en función de la capacidad de los buques (en total unos 7.000 barcos de la flota pesquera nacional).

A lo ya señalado se suma los aplazamientos durante tres meses de las cuotas de la seguridad social y serán exoneradas las tasas portuarias a la pesca fresca por un importe aproximado de 2,5 millones de euros.

Se suman, además, 50 millones de euros que aportan los FEMPA, 30 de ellos para el sector extractivo (España aportará 9 millones) y los 23 millones restantes, procedentes de la Unión europea, compensaciones que se basarán en las cuentas de los últimos tres años.

manifestación EN MADRID

La flota pesquera española, a pesar de no aceptar los planteamientos del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, va a volver a faenar. No habrá amarre de barcos, al menos de momento. Tras una reunión telemática que celebrarán el sábado próximo los patrones mayores y vice patrones de las cofradías españolas, estas entidades de derecho público se manifestarán en Madrid para hacer patente su disconformidad con las medidas aprobadas por el Gobierno. 

"Las medidas pueden ser relativamente buenas -ha manifestado a MUNDIARIO el presidente de la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, el ribeirense José Antonio Pérez- pero la pesca está descontenta con el conjunto. Son ayudas insuficientes. El sector pedía un mínimo de 35 céntimos como aportación estatal para el litro de combustible, y los 20 céntimos ofertados no nos sirven para nada. Y las otras medidas, como las exenciones de las cuotas de la seguridad social durante los próximos tres meses, no nos hacen falta, porque es algo que ya tenemos por lei. No queríamos ayudas, sino que retiraran determinados impuestos".

Para el secretario general de la organización PescaGalicia, el abogado Torcuato Teixeira, en declaraciones asimismo a este diario, lo acordado el martes es "una gran decepción. Una de las medidas era topar el precio del combustible para dar seguridad a las empresas pesqueras y esto no se ha tocado. El Consejo de Ministros fue un poco de postureo; pero para el sector pesquero, como digo, una decepción. La bonificación de las cotizaciones a la seguridad social sería importante si se mantiene al menos hasta finales de año. Si no estamos hablando de una moratoria en el pago que las empresas tendrán que abonar después. Decepción absoluta".

El presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, el burelense Basilio Otero -que mantuvo con sus compañeros de junta directiva un larga reunión que duró  hasta la madrugada del miércoles- manifestaba así mismo a MUNDIARIO que "las medidas acordadas, sin ser malas  tampoco pueden ser consideradas como las más adecuadas. Y lo digo porque, como marinero, sé de qué hablo. El pago que se ofrece a la gente de mar de toda España significa un desembolso inferior a los 15 millones de euros, con lo que se pretende la exención de tres meses. Si los marineros españoles mantienen una huelga por todo este tiempo, significaría unas pérdidas de, como mínimo,. cuatro veces más. El Estado siempre gana. No nos vale el aplazamiento que proponen. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación es el único que tiene la sostenibilidad de la pesca en sus manos. Que resuelva".

La pelota está en el tejado del Ministerio. @mundiario 

La responsabilidad de la pesca está en las manos del ministro Luis Planas
Comentarios