Buscar

MUNDIARIO

La Reserva Federal advierte de que la primera economía mundial podría estar en recesión

Powell utiliza un lenguaje con el que busca calmar a los mercados en medio del actual período de revaluación masiva del dólar frente a todas las monedas del mundo.
La Reserva Federal advierte de que la primera economía mundial podría estar en recesión
Operadores de Wall Street observan las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell. / Reuters.
Operadores de Wall Street observan las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell. / Reuters.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

Los capitales remanentes en los stocks monetarios de los grandes tenedores de dólares a nivel mundial ya no soportan una devaluación más de los mercados. Y es que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, ha declarado este jueves durante una entrevista con la cadena NBC News que la economía de su país "podría estar en recesión", mientras que el coronavirus sigue propagándose por territorio estadounidense.

Luego de una ola de vaivenes y volatilidad que ha inundado los mercados financieros globales, en especial el principal; Wall Street, junto a las bolsas europeas, la primera economía del mundo podría estar en la fase inicial de un proceso de contracción en la velocidad de generación de rentas y la velocidad de circulación de los flujos de capital que alimentan toda la estructura financiera de ese país clave en la estabilidad económica del planeta: las carteras de dividendos de las empresas, el valor de las acciones en los mercados, la estabilidad de la deuda corporativa, la liquidez del sistema bancario, el consumo y el mercado laboral debido a la expansión acelerada de la pandemia de coronavirus, que ha convertido a EE UU en el tercer país con más casos de contagios y muertes por Covid-19 en todo el mundo.

"Pero apuntaría a la diferencia entre esta y una recesión normal. No hay nada fundamentalmente malo con nuestra economía. Muy por el contrario. Empezamos desde una posición muy fuerte", destacó el presidente de la máxima autoridad monetaria. 

De esta forma, Powell utiliza un lenguaje con el que busca calmar a los mercados en medio del actual período de revaluación masiva del dólar frente a todas las monedas del mundo, excepto con respecto al euro, motivado por la traslación de capitales financieros en Europa, Asia y EE UU a los dos principales activos de refugio en la era moderna: el dólar y el oro. 

Jerome Powell declaró que EE UU vive "una situación única", cuando las autoridades piden a los ciudadanos cerrar sus negocios y quedarse en casa. "En un momento dado, tendremos al virus bajo control y la confianza regresará", precisó. La gran apuesta de la Casa Blanca es contener los efectos de shock de la pandemia sobre el actual estado de inmovilidad social y humana en que se encuentra la primera potencia mundial. 

Respecto a las declaraciones del presidente Donald Trump, que habló de que los negocios se abrirán para la Pascua, que se celebra este año el 12 de abril, Powell reiteró que "no somos expertos en pandemias" y "no podemos tomar esta decisión". "Tenderíamos que escuchar a los expertos. El doctor Anthony Fauci dijo algo como: 'el virus va a establecer el calendario' y esto suena bien para mí", indicó.

Con esa declaración, Washington apuesta a llenar la economía de liquidez con su ambicioso paquete de 2 billones de dólares aprobado ayer por el Congreso, que busca generar estímulos fiscales, laborales y empresariales en pro de mantener activo el consumo y retroalimentar con mayor solvencia y rentabilidad los circuitos financieros que sostienen el PIB estadounidense, denominado en unos 19,3 billones de dólares. "Cuanto antes tengamos bajo control al virus, la gente abrirá de nuevo sus negocios de muy buena gana y regresará al trabajo", subrayó Powell. @mundiario