Buscar

MUNDIARIO

Repsol seguirá contaminando en A Coruña pero en Bilbao instalará centrales de energía sin emisiones

La refinería coruñesa de Repsol ocupa el segundo lugar en Galicia en cuanto a emisiones, sólo por detrás de la central de Endesa en As Pontes, cuyo cierre ya está decidido.
Repsol seguirá contaminando en A Coruña pero en Bilbao instalará centrales de energía sin emisiones
Refinería de Repsol en A Coruña.
Refinería de Repsol en A Coruña.

Redacción

Análisis de @mundiario

Repsol seguirá contaminando en A Coruña pero instalará dos centrales de energía sin emisiones en Bilbao. Mientras, Repsol vive de espaldas a la ciudad de A Coruña salvo para amenazarla a diario con sus quemadores y con el riesgo que entraña la conducción de su materia prima, básicamente el petróleo, por debajo de las casas de miles de personas.

A Coruña ha padecido por culpa de la compañía que dirige Josu Jon Imaz algunas de las mayores tragedias petrolíferas de la historia y encima de sufrir sus malos humos ha defendido la construcción de un puerto exterior que si beneficia a alguien es, paradójicamente, a Repsol, con el agravante para la ciudad de que mal podrá volver a pedir una infraestructura de esa dimensión presupuestaria en muchos años. No satisfecha con ello, Repsol todavía reclama una indemnización por abandonar su concesión en el puerto interior, camino de la nueva dársena exterior, sin que las autoridades le planten cara ni al menos le afeen su conducta antisocial.

La refinería coruñesa de Repsol ocupa el segundo lugar en Galicia en cuanto a emisiones, solo por detrás de la central de Endesa en As Pontes, cuyo cierre ya está decidido. Sin embargo, el consejero delegado de Repsol, el vasco Josu Jon Imaz, ha decidido que sea en su tierra donde se construya una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles cero emisiones netas a partir de dióxido de carbono e hidrógeno verde, generado con energía renovable, y otra planta de generación de gas a partir de residuos urbanos.

Las nuevas instalaciones, que estarán situadas en el puerto de Bilbao y su entorno, supondrán una inversión inicial de 80 millones de euros. En estos dos proyectos industriales de descarbonización participarán socios nacionales e internacionales como la petrolera Saudí Aramco o el Ente Vasco de la Energía (EVE). @mundiario