¿Por qué los transportistas han convocado una huelga justo antes de Navidad?

Camioneros atascados en una autopista. Rtve.es
Camioneros atascados en una autopista. / Rtve.es
El Comité Nacional del Transporte anuncia un paro nacional de tres días entre el 20 y el 22 de diciembre por el “abandono” del Gobierno.
¿Por qué los transportistas han convocado una huelga justo antes de Navidad?

Los transportistas pierden la paciencia. El Comité Nacional del Transporte ha anunciado este miércoles la convocatoria de un paro nacional justo antes de Navidad: los profesionales del sector amenazan con paralizar buena parte de la actividad de reparto durante tres días, entre el 20 y el 22 de diciembre, en señal de protesta ante el “abandono” del Gobierno. 

En el comunicado difundido este miércoles por la noche, el colectivo – que ha confirmado la huelga tras una reunión con el director general de Transporte Terrestre-, expone que los “canales razonables de negociación se han agotado”, pero deja una puerta a la negociación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Solo un cambio radical y urgente por parte de Gobierno y clientes [empresas que contratan los servicios] podría evitar este conflicto”, se lee en la nota. 

Coste del gasóleo

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte en España (FENADISMER), principal entidad del gremio, ha explicado que los camioneros han adoptado esta medida extrema debido a la dramática situación económica que atraviesa el sector en España. 

La imparable subida del precio del gasóleo “ha supuesto un incremento cercano al 35% en el último año”, denuncian los transportistas, y, hasta ahora, el Gobierno “no ha concretado ninguna medida que ayude a los autónomos y empresas transportistas a solventar dicha situación”. Dichas “subidas desorbitadas” en el coste del gasóleo “han dado la puntilla a un sector muy tocado desde antes de la pandemia”, añaden las fuentes del sector. 

 

Negociación sin éxito

Asimismo, en el comunicado unificado, los representantes del colectivo aseguran que llevan “varios años” intentando negociar –sin éxito- varios asuntos espinosos: la prohibición de que los conductores realicen la carga y descarga de los camiones, la no implantación de la Euroviñeta, la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del coste del combustible o la construcción de áreas de descanso seguras para los profesionales. 

Pero la protesta del sector de los transportistas no apunta únicamente hacia el Ejecutivo: el gremio achaca una “absoluta falta de sensibilidad” a sus clientes (empresas que contratan sus servicios), “quienes se aprovechan de la posición de dominio que le concede la vigente regulación del contrato de transporte de mercancías por carretera, que está provocando incluso un enorme problema de falta de conductores profesionales ante el trato degradante e inhumano en las condiciones en las que realizan su trabajo”.  

“Por todo ello este Comité Nacional del Transporte por Carretera, en su Departamento de Mercancías, se ve obligado a convocar unos días de cese de actividad entre las 24 horas del día 19 de diciembre y las 24 horas del 22 de diciembre del presente año”, añade el documento. 


Quizá también te interesa: 

Europa se queda sin marineros y sin camioneros: no hay relevo generacional


 

El Gobierno, "dialogante"

Por su parte, María José Rallo, secretaria general de Transportes y Movilidad, ha afirmado a la Cadena SER que el Gobierno mantiene "una actitud dialogante" y que "hay margen para, de una manera serena, busquemos soluciones estructurales y haya una mejora del sector de manera sostenida. Llevamos meses trabajando en un plan específico para abordar su sostenibilidad en varias realidades". "Consideramos que el sector está pasando por unas dificultades reales y hay que buscar una solución dentro del marco jurídico. Siempre hay margen para ello, hay países europeos que lo están haciendo. Vamos a ver si podemos concretar medidas para equilibrar los problemas estructurales", ha insistido. 

De no desconvocarse en las próximas semanas, el paro de los transportistas dificultaría todavía más la entrega de productos en el país, en una fecha clave para un comercio ya bastante afectado por el atasco global que sufre actualmente las cadenas de suministro. El último paro nacional del sector se produjo en junio de 2008, al compás de la crisis económica, provocando fuertes atascos y desabastecimiento de combustible. @mundiario

¿Por qué los transportistas han convocado una huelga justo antes de Navidad?
Comentarios