¿Por qué el Puerto de A Coruña vende La Solana y el Finisterre a cambio de ingresos marginales?

La Solana y el Hotel Finisterre, en A Coruña.
La Solana y el Hotel Finisterre, en A Coruña.

Se trataría de ingresos marginales en relación al elevado endeudamiento del Puerto de A Coruña, debido a la cuantiosa financiación del Puerto Exterior de Langosteira. El Puerto de A Coruña lleva años en pérdidas.

¿Por qué el Puerto de A Coruña vende La Solana y el Finisterre a cambio de ingresos marginales?

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña, dominado por el PP, ha dado macha atrás a sus planes de venta del complejo deportivo de La Solana y el Hotel Finisterre, objeto de numerosas protestas ciudadanas y de críticas políticas. De momento ya ha suspendido la subasta convocada. En juego siguen unos 25.000 metros cuadrados en la mejor zona de A Coruña.

El Ayuntamiento de A Coruña, de En Marea, podrá presentar en el plazo de seis meses una oferta formal por La Solana, que sería de 1,3 millones de euros, la cantidad en la que la Autoridad Portuaria tasó dicha propiedad, sujeta a una concesión hasta el año 2017.

La paralización de la subasta de La Solana afecta también al Hotel Finisterre, tasado en 3,4 millones de euros. De momento, se ignora qué tipo de operación especulativa puede haber detrás.

Estos ingresos serían marginales en relación al elevado endeudamiento del Puerto de A Coruña, debido a la cuantiosa financiación del Puerto Exterior de Langosteira. El Puerto de A Coruña lleva años en pérdidas.

En octubre de 2014, una sociedad constituida por Banco Popular, la Fundación Barrié y el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián traspasó la concesión del Hotel Hesperia Finisterre y La Solana a dos empresarios argentinos, Gustavo Alejandro López Patto y Antonio Rey Alba, en una operación que no conllevó un cambio en la gestión de ambas instalaciones, que siguieron siendo administradas por NH Hesperia y Metropolitan, respectivamente.

Ya entonces, el BNG interpretó la operación como una consecuencia del "cambiazo" llevado a cabo en el plan general en 2012, ya que en esa fecha los terrenos de La Solana pasaron a ser suelo dotacional privado, en lugar de público como estaban calificados hasta ese momento, lo que hizo que la formación nacionalista recurriese el plan ante los tribunales.

Mientras, A Coruña, el puerto más caro de toda España, sigue sin conexiones diez años después. Y la Autoridad Portuaria, ahogada en deudas, tropieza con nuevas trabas para financiar su dársena exterior, en la que se gastará un mínimo de 750 millones de euros.

Un problema de Estado
La gravedad de la situación del puerto de A Coruña trasciende la dimensión local para convertirse en un problema de Estado, al estar en juego cuantiosas deudas públicas y el riesgo de varias especulaciones urbanísticas a gran escala. Hasta ahora, la Autoridad Portuaria de A Coruña había logrado poner sordina a sus graves dificultades mediante cuantiosas inversiones publicitarias en medios de comunicación, pero la situación es de tal gravedad que el nuevo Gobierno de España tendrá que afrontarla sin más demoras. 

 

¿Por qué el Puerto de A Coruña vende La Solana y el Finisterre a cambio de ingresos marginales?
Comentarios