Buscar

MUNDIARIO

El puerto de A Coruña bate récords en la pérdida de tráfico de cruceros

Fuerte repercusión de la Covid-19 sobre los cruceros y las ciudades portuarias, con un drástico impacto en A Coruña y en Vigo ante la pérdida de 130.000 cruceristas.

El puerto de A Coruña bate récords en la pérdida de tráfico de cruceros
Puerto de A Coruña / Mundiario
Puerto de A Coruña / Mundiario

Fernando González Laxe

Catedrático de Economía.

Los efectos de la pandemia han tenido efectos devastadores en el campo de la industria de los cruceros. Es, hasta el momento, una de las actividades que más han sufrido las repercusiones derivadas de las restricciones de movilidad; de los continuos controles sanitarios, y de los potenciales escenarios de riesgos. Debido a dichas expectativas sombrías los resultados a día de hoy son muy negativos.

Dos datos resumen la situación en España. En primer lugar, el número de cruceros ha registrado una fuerte reducción en los primeros siete meses de este año (enero-julio), mostrando una caída de cerca del 73% (de 2.231 a 590) respecto a idéntico periodo del año precedente. Y, en segundo término, el número de pasajeros de cruceros, también ha disminuido en alrededor del 77%, para el mismo tramo temporal. Dichas tendencias suponen una pérdida de atractividad de ciertas ciudades y, con ello, un deterioro de su imagen de marca a la vez que una reducción de ingresos por mor de la caída de turistas y de la actividad económica.

Así está el mercado de cruceros en España. / Mundiario

Ciudades como Barcelona (-87,8%),  Palma de Mallorca (-88,8%) o Málaga (-81,4%), estandartes de esta actividad, son buenos ejemplos de dichas reducciones en lo que atañe a los pasajeros de cruceros. Pero las que han resultado más afectadas fueron aquellas ciudades y autoridades portuarias que habían apostado, todo una carta, a dicha actividad, para poder compensar las reducciones experimentadas en otras rubricas como los graneles, la mercancía general o la carga contenedorizada. Es el caso de A Coruña, en donde los tráficos de pasajeros de crucero muestran una caída del 92%, equivalente a una minoración de 76.533 pasajeros y de una pérdida del 91% en lo tocante al número de buques de cruceros (-55 unidades).

La falta de rigor de los responsables municipales de A Coruña en su enfoque de las políticas de márketing y economía ponen en entredicho las bases de sus planes de recuperación y ahonda, si cabe mucho más, en la carencia de una hoja de ruta de cara a paliar los efectos económicos y sociales de la ciudad. Sin duda alguna, lo avanzado años atrás, comienza a desmantelarse.

El caso de Vigo también arroja resultados negativos, igualmente superiores a los promedios nacionales. El puerto olívico registra un descenso del 78% en lo que atañe a los cruceros y una disminución del 85%, en lo que respecta a los pasajeros; es decir, un descenso de 25 barcos y un total de cerca de 55.000 cruceristas . A diferencia de A Coruña, la actividad de cruceros no había sido considerada como la actividad básica y estratégica por el presidente de la Autoridad Portuaria, con lo que los efectos negativos son menores. @mundiario