Buscar

MUNDIARIO

¿Qué puede pasar con el PIB, la deuda y el déficit en España?

España, un país cuyo nivel de gastos e ingresos públicos está por debajo de la media europea, acumula una deuda pública equivalente a toda su producción durante un año –el 100% del PIB– y el déficit público marca un nuevo récord histórico.
¿Qué puede pasar con el PIB, la deuda y el déficit en España?
Nadia Calviño. / Mundiario
Nadia Calviño. / Mundiario

Mario Gontade

Colaborador.

España, un país cuyo nivel de gastos e ingresos públicos está por debajo de la media europea, acumula una deuda pública equivalente a toda su producción durante un año –el 100% del PIB, casi 60 puntos más que en 2007– y el déficit público, que expresa la diferencia entre gastos e ingresos del Estado, marcará un nuevo récord histórico. De momento, el Banco Central Europeo sigue dando crédito a países europeos rezagados como España, lo cual asegura la financiación sin que la prima de riesgo se dispare como empezó a ocurrir hace diez años.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiREF) prevé un rebote del PIB del 15,2% en el tercer trimestre y para 2021 calcula un crecimiento de entre el 5,2% y el 5,8%, si bien espera una recuperación "incompleta y moderada" por las medidas de contención, por lo que habrá sectores donde la recuperación se demorará. Por si fuese poco, la propia vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha enfriado los cálculos de la AiREF y prevé que el PIB crezca solo un 10% este trimestre.

Ante este panorama, el catedrático de Economía Aplicada y director de Estudios Tributarios de Funcas, José Félix Sanz, prevé que el ajuste fiscal llevará varios años. Y para afrontarlo, recomienda un plan de consolidación que se centre en el control del gasto público antes de subir los impuestos. Aún así, el sistema fiscal español pierde miles de millones de euros en bonificaciones, deducciones, exenciones y tipos reducidos de los impuestos.

En MUNDIARIO, la profesora de Economía Aplicada María Cadaval alerta de que el desplome de los impuestos indirectos superó el 35% hasta julio, más de 7.000 millones de euros que han dejado de ingresar las arcas públicas por IVA y cerca de 1.600 por Impuestos Especiales, a los que le seguirán el Impuesto de Sociedades o el IRPF, una vez se reflejen los efectos del confinamiento y una actividad económica al ralentí durante este año. @mundiario