Puede que Johnson vuelva a tomar una pinta pero el poder de la City se desmorona

Ciudad de Londres. / Mundiario
Ciudad de Londres. / Mundiario
Tras el Brexit, bancos de inversión, gestoras y plataformas de mercados huyen hacia París, Ámsterdam, Dublín o Fráncfort.
Puede que Johnson vuelva a tomar una pinta pero el poder de la City se desmorona

Dice el primer ministro Boris Johnson que el lunes 12 irá al pub y se llevará "una pinta de cerveza a los labios" –es su manera de confirmar que reabrirán los comercios que venden productos no esenciales, tras la caída de los casos de Covid-19– pero no parece que vaya a ser en uno de los pubs sofisticados de la City de Londres, donde poco o nada hay que celebrar. Tras el Brexit, bancos de inversión, gestoras de capital riesgo y plataformas de mercados huyen hacia París, Ámsterdam, Dublín o Fráncfort, de modo que el poder de la City se desmorona tres meses después del Brexit.

Según el diario económico español Cinco Días, el que hasta finales del año pasado fue el gran templo financiero de Europa, la City británica, comienza su derrumbe solo tres meses después del Brexit. El derecho inglés, empleado de forma preferente para todo tipo de operaciones, está en declive, debido a las incertidumbres legales que ha sembrado la ruptura de Reino Unido con la Unión Europea.

Un histórico distrito financiero

La City de Londres es el histórico distrito financiero, donde se encuentran los edificios de la Bolsa y el Banco de Inglaterra. Los modernos rascacielos de oficinas se alzan por encima de los vestigios de callejones medievales. Los pudientes empleados del distrito frecuentan sus elegantes bares y restaurantes. Los turistas visitan la emblemática catedral de San Pablo (siglo XVII), descubren la historia de la ciudad en el Museo de Londres y disfrutan de artes escénicas en el inmenso Barbican Centre.

Pero en Londres casi hablan más de historia que de presente y de futuro. Morgan Stanley, Nomura y Citi, entre otras entidades, han creado filiales para operar en la UE, ante la pérdida del salvoconducto comunitario. Incluso Madrid se ha visto beneficiada por la marcha de entidades de la antaño mítica City londinense.

Ámsterdam sale beneficiada

Poco después de iniciarse este año 2021, Londres fue dejando de ser la principal bolsa de valores europea tras el Brexit, en beneficio de Ámsterdam (Holanda). Según la plataforma de negociación bursátil CBOE, que opera en mercados como Londres, París, Fráncfort, Ámsterdam y Madrid, la capital del Reino de los Países Bajos ha absorbido parte de la actividad bursátil de la City de Londres desde el mes de enero. La capital oficial de los Países Bajos es Ámsterdam, aunque con frecuencia se confunde con La Haya, sede del Gobierno central.

Los datos de CBOE Global Markets revelan que la hegemonía de la Bolsa británica ha finalizado en favor de otros mercados, entre los que destaca el holandés. La falta de equivalencia, que implica que un intermediario de la UE ha de comprar las acciones de una compañía en un mercado comunitario pese a que estas coticen también en Reino Unido, ha sido un duro golpe. Igualmente, la UE tampoco permite operar con derivados clave ni a bancos ni a empresas europeas en plataformas con sede en Londres. El importe anual de los derivados con obligación de negociarse son los de tipos de interés en euros, dólares y libras, y también los de deuda, con un importe agregado respecto a los activos subyacentes de casi 570 billones en 2019.

"En realidad, son datos de una de las plataformas que operan en la City. Habrá que ver el consolidado y los detalles, pero todo sugiere que una parte del negocio se está yendo de Londres", explicó a este periódico el economista Vicente Martín, socio director de Zincapital, consejero de varias empresas y analista económico en MUNDIARIO. @mundiario

Puede que Johnson vuelva a tomar una pinta pero el poder de la City se desmorona
Comentarios