Buscar

MUNDIARIO

¿Puede el banco cobrarme comisiones por la cuenta del préstamo?

¿Es legal que el banco me cobre comisiones por una cuenta que solo tengo abierta para pagar el préstamo?, ¿se puede evitar?
¿Puede el banco cobrarme comisiones por la cuenta del préstamo?
Trabajadores en una oficina / CoWomen
Trabajadores en una oficina / CoWomen

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com

Al solicitar un crédito al consumo, la gran mayoría de las entidades bancarias nos pedirán, al menos, abrir una cuenta para depositarnos el dinero del préstamo personal que hemos pedido con ellos.

Si la entidad no pide más vinculación (domiciliar ingresos o recibos, usar una tarjeta de crédito…) esta cuenta corriente solamente servirá para que ingresemos cada mes el dinero para pagar la cuota del crédito. No obstante, puede haber ocurrido que después de un tiempo, de manera mensual, trimestral o anual, el banco nos comience a cobrar una comisión por el mantenimiento de dicha cuenta cuando su único fin es pagar las mensualidades. ¿Es legal que nos cobren comisiones si solo tenemos la cuenta para pagar el crédito? El comparador financiero HelpMyCash.com nos explica cuándo está permitido y cuándo podríamos reclamar la devolución de esta comisión.

¿En qué casos puede el banco cobrarnos por la cuenta del préstamo?

El Banco de España es claro. Esta comisión sí que está permitida, pero no en todos los casos. La vara de medir para saber si pueden o no cobrarnos dichas comisiones dependerá de la fecha en la que se formalizó la contratación del crédito, ya que dependerá de si por aquel entonces ya había entrado en vigor la normativa general de transparencia y de crédito. 

Así, nunca podrán cobrarnos comisiones por la cuenta si nuestro préstamo se contrató antes de abril de 2012 siempre y cuando la cuenta corriente que tengamos abierta en dicha entidad sirva exclusivamente para pagar el reembolso del crédito. Si utilizásemos la cuenta para otros fines, como asociar una tarjeta o domiciliar nuestros ingresos, entonces la normativa no se aplicaría y sí que podrían cobrarnos comisiones.

Para los préstamos contratados después de abril de 2012 esta normativa no se aplica y sí que estará permitido cobrarnos comisiones sobre la cuenta incluso cuando únicamente la utilicemos para la devolución del crédito al consumo, explica HelpMyCash.

Eso sí, en este último caso deberán cumplirse tres condiciones. La primera es que el banco tiene el deber de informarnos en el momento de la contratación que la cuenta tendrá comisiones. La segunda es que el coste de la cuenta deberá estar incluido en el cálculo de la TAE del préstamo y la tercera es que el coste de la cuenta no podrá aumentar durante todo el tiempo que dure el reembolso del préstamo personal.

No obstante, esta normativa queda cada vez más lejos en el tiempo, hace ocho años que entró en vigor y la mayoría de los créditos al consumo tienen un plazo menor, por lo que es fácil que nos encontremos con que la cuenta asociada a nuestro crédito tenga comisiones.

Actualmente, son muchos los bancos que están optando por cobrar comisiones en sus cuentas si solo las utilizamos para el pago de la financiación, pero con la posibilidad de eliminarlas si decidimos vincularnos con la entidad. Generalmente, domiciliando ingresos y, a veces, cumpliendo algún requisito extra la mayoría ya dará por eliminadas las comisiones, aunque la tendencia es pedir cada vez más vinculación para eliminar dichas comisiones.

Préstamos sin cambiar de banco, la clave para no pagar

Hoy en día es posible contratar préstamos que no nos cobrarán nada por la cuenta, es más, ni siquiera nos exigirán abrir una cuenta para concedernos la financiación, como es el caso de los préstamos de Cofidis, como el Crédito Proyecto que tiene un interés desde el 5,10% TAE, se puede contratar sin cambiar de banco y no tiene comisión de apertura.

En este caso la clave está en buscar un banco con una cuenta que no nos cobre comisiones ni nos exija ningún requisito para no cobrarlas y domiciliar ahí las mensualidades del crédito. @mundiario