Pros y contras del 'crowdlending', la alternativa a la financiación bancaria

Los préstamos P2P son la nueva alternativa a los créditos bancarios. / Dreamstime.com
Los préstamos P2P son la nueva alternativa a los créditos bancarios. / Dreamstime.com

Los plataformas de préstamos P2P llevan poco tiempo operando en España, pero ya se han convertido en una buena alternativa a la financiación tradicional. 

Pros y contras del 'crowdlending', la alternativa a la financiación bancaria

Pese a que las primeras plataformas de crowdlending se establecieron en España durante los inicios de esta década, los préstamos P2P o entre particulares no han captado la atención de los grandes medios hasta hace apenas unos meses. Estos productos son toda una novedad en nuestro país, tanto por sus condiciones como por su método de solicitud y concesión. Para saber más acerca de los préstamos P2P, a continuación veremos cuáles son sus puntos fuertes y en qué aspectos flaquean aún las plataformas de crowdlending.

¿Qué beneficios aportan los préstamos P2P a prestatarios e inversores?

Antes de ver cuáles son las ventajas de los préstamos entre particulares es importante saber cómo funcionan. Para pedir uno de estos productos, el solicitante debe registrarse en la plataforma de crowdlending, tiene que indicar cuánto dinero necesita y para qué y, finalmente, tiene que aportar la información requerida para analizar su perfil de riesgo. La plataforma tramita la solicitud, asigna un nivel de riesgo al proyecto (que determinará el tipo de interés aplicado) y, si se cumplen los requisitos, publica el crédito en su página web. Es entonces cuando los inversores pueden aportar el capital del préstamo y, cuando se llegue al importe solicitado, el crédito es transferido al solicitante.

Este proceso aporta beneficios tanto al solicitante como al inversor. Por el lado del prestatario (tanto si es una persona física como si es una empresa), éste puede conseguir un crédito a un tipo de interés muy competitivo si su nivel de riesgo es bajo y, además, no tiene que contratar ningún producto vinculado, lo que acaba reduciendo el precio final de la financiación. Actualmente, uno de los mejores préstamos P2P es CrossLend, cuyo interés mínimo se sitúa en el 5,87 % TAE, muy por debajo del interés medio de los préstamos bancarios, que en enero de 2016 fue del 9,04 % TAE.

El inversor, por su parte, puede obtener una rentabilidad muy superior a la que le ofrecen los depósitos bancarios. Actualmente, una de las plataformas de crowdlending que ofrece una mejor rentabilidad es LoanBook, cuya rentabilidad media en 2015 ascendió a más del 5 %. En cambio, la rentabilidad media de los depósitos bancarios se sitúa actualmente en el 0,35 %, un valor significativamente inferior.

Puntos débiles de las plataformas de ‘crowdlending’

Lógicamente, las plataformas de crowdlending también tienen sus puntos débiles. Los prestatarios tendrán que abonar una comisión de apertura en todos los casos (esa es una de las fuentes de ingresos de esta plataforma), mientras que en algunos casos los inversores también tendrán que pagar una comisión de administración.

Además, como el volumen de préstamos concedidos aún no es demasiado elevado, las plataformas de crowdlending no pueden saber con exactitud cuál es la tasa de morosidad que corresponde a cada nivel de riesgo. Por ello, muchas plataformas exigen unos requisitos estrictos a los solicitantes de crédito para evitar potenciales impagos.

Límites a la financiación y a la inversión
La ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial es la que establece cuánto dinero puede pedir un solicitante a través de una plataforma de crowdlending y cuál es el importe máximo que se puede invertir. Según la regulación vigente, un prestatario no puede solicitar más de 2 millones de euros por plataforma, aunque si su proyecto va dirigido exclusivamente a inversores acreditados, el importe podrá ser de hasta 5 millones de euros. Por otro lado, la ley distingue entre dos tipos de inversores, los acreditados y los no acreditados. Los primeros no tienen límite de inversión, pero los segundos no pueden invertir más de 3.000 € en un proyecto ni más de 10.000 € en una misma plataforma de préstamos P2P.

 

Pros y contras del 'crowdlending', la alternativa a la financiación bancaria
Comentarios