Los programas de estímulo no son suficientes para aliviar la crisis en América Latina

Mapa del crecimiento económico mundial en 2021. / Banco Mundial, Bloomberg
Mapa del crecimiento económico mundial en 2021. / Banco Mundial, Bloomberg
El Banco Mundial advierte que durante la pandemia ha crecido la brecha entre quienes más oportunidades económicas tienen y aquellos para quienes las dificultades económicas aumentan.
Los programas de estímulo no son suficientes para aliviar la crisis en América Latina

Son 4,7 millones de personas en América Latina los que han caído en pobreza o que, actualmente, son más vulnerables por haber empeorado su condición económica, de acuerdo con lo que se señala en un informe desarrollado por el Banco Mundial, publicado el pasado jueves. En América Latina ha tendido a agrandarse la brecha entre quienes más oportunidades económicas tienen y aquellos para quienes las dificultades económicas, aumentan.

En el caso de Brasil, si bien es una de las naciones que más golpeada se ha visto, producto de la pandemia que se ha originado con la Covid-19, se ha logrado mitigar las consecuencias de la misma mediante la aplicación de programas de estímulo.

Si bien ya en el año 2018 se había alcanzado un aumento de la clase media, lo que puede servir como indicador para reconocer el avance de una sociedad, llegando a ser el 38%, clase media, traduciéndose esto en 230 millones de personas cuyos ingresos estaban entre 13 y 70 dólares al día, mientras que el 37% de la población se encontraba en el eslabón más bajo, ganando de 5 a 13 dólares al día, con la pandemia, la situación ha tendido a empeorar. En Brasil, al menos el 38,5% de la ciudadanía está, actualmente, en el eslabón más bajo. La caída del PIB, en toda América Latina, ha llegado a ser de 6,5% y con ello, los programas de estímulo han resultado insuficientes.

En el caso de Ecuador y México si bien se tuvo también la presencia de programas de estímulo, estos programas han llegado a representar entre 3-5% del ingreso que se tiene en los hogares, sobre todo en aquellos de más bajos recursos, significando cerca del 10% la población que fue beneficiada con los tales. De modo que la clase media es la que ha quedado más desasistida en medio de todos estos cambios.

En el caso de Brasil, si bien alrededor de 67 millones de personas evitaron empeorar sus condiciones de vida sustancialmente, de modo que se ha evitado que la pérdida, en términos absolutos, sea mayor, tomando en cuenta que para el resto de la región fueron 12 millones de personas las que dejaron de pertenecer a la clase media, el aumento de la pobreza en Brasil y en toda la región, fue igualmente significativo.

Las ayudas sociales han ayudado a solventar la crisis en toda la región. En el caso de los brasileros se puede indicar que al menos 22 millones de personas lograron hacer frente a la situación de mayor estrechez. De todos modos para toda la región, excluyendo a Brasil, 2020 deja un saldo más negativo que positivo, siendo que se aumenta el eslabón de la población considerada pobre, en 13,7 millones de personas. @mundiario

Los programas de estímulo no son suficientes para aliviar la crisis en América Latina
Comentarios