Buscar

MUNDIARIO

La producción industrial creció un 9,1% en la eurozona y en la UE en junio

Europa recobra fuerza en la dinámica de su mercado interno gracias a las reactivaciones parciales y totales es de sus economías pese a los rebrotes de coronavirus en varias regiones de la UE.
La producción industrial creció un 9,1% en la eurozona y en la UE en junio
Una planta industrial de ensamblaje de motores en Sttutgart, Alemania / Pixabay.
Una planta industrial de ensamblaje de motores en Sttutgart, Alemania / Pixabay.

El principal bloque geopolítico de Occidente sigue demostrando por qué es el mercado más grande del hemisferio y uno de los más dinámicos del mundo, pues la producción en masa de los bienes de alto valor y las cadenas de suministro global tiene un importante epicentro en Europa, que es a su vez la región con los más altos estándares de vida según el paradigma de desarrollo occidental en los ámbitos económico, político, humano, social, tecnológico, científico y comercial.

Y es que la producción industrial se incrementó un 9,1% tanto en la eurozona como en el conjunto de la Unión Europea (UE) en junio respecto a mayo, informó este miércoles la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

Esto implica que ese incremento se refleja en unos 18.200 millones de dólares agregados a toda la estructura de capitales, inversiones, exportaciones, producción y empleos que genera el entramado financiero del complejo aparato industrial europeo, que tiene sus puntos neurálgicos en el motor o eje Alemania-Francia. 

La subida se explica con la "relajación de algunas medidas de contención de la COVID-19 en los países miembros", que ya se tradujo en un aumento de la producción en mayo del 12,3 % en la zona euro y del 11,6 % en la UE, según precisó la Eurostat en su informe.

Por lo tanto, el espacio que comercia e influye en la dinámica global con el euro, pues muchos flujos de capitales internacionales están denominados en euros, logra así un importante repunte en la captación de liquidez y de inversiones que estimulan la actividad industrial, lo que genera nuevos empleos y mantiene estables las economías europeas, que pasan por recesiones de distintos tonos, pero que con este dato positivo pueden amortiguar el impacto del confinamiento y la parálisis económica detonada por la pandemia a partir de marzo. @mundiario