Las principales economías mundiales aprueban aplicar un impuesto global a las multinacionales

Reunión anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). OCDE
Reunión anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). / OCDE.

139 países firman un acuerdo para establecer un impuesto mínimo de “al menos el 15%” sobre las grandes empresas y plataformas digitales. 

Las principales economías mundiales aprueban aplicar un impuesto global a las multinacionales

Las principales economías mundiales aprueban aplicar un impuesto global a las multinacionales. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha anunciado este jueves que más de 130 países y jurisdicciones (90% del PIB mundial) han firmado un acuerdo para establecer un impuesto mínimo de “al menos el 15%” sobre los ingresos de las grandes empresas y las plataformas digitales. 

El acuerdo, que ha salido adelante en una nueva sesión del club de los países más ricos, tras años de negociaciones intensas, será refrendado en la cumbre de ministros de Finanzas del G-20, que tendrá lugar en Venecia la próxima semana. El régimen fiscal podría quedar cerrado con todos sus detalles en octubre, con el objetivo que sea implementado a partir de 2023.

La nueva fiscalidad obligaría a las grandes empresas como Google, Amazon o Facebook a declarar ingresos y  pagar impuestos en donde corresponde, no donde les resulta más barato: en países con tasas bajas como Irlanda, Luxemburgo, Holanda o Malta. Así, el acuerdo también prevé gravar a las multinacionales en los países donde obtienen ganancias a través de negocios en línea, incluso si no tiene presencia física en estos. 

“Tras años de intenso trabajo y negociaciones, este paquete histórico garantizará que las grandes compañías multinacionales pagan su parte justa de los impuestos en todas partes”, ha celebrado el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann

 

Estados Unidos impulsa la iniciativa 

La iniciativa de una tasa de “al menos el 15%” fue puesta sobre la mesa por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que también ha impulsado las conversaciones para concretar un acuerdo a mediados de este año.

“Hoy es un día histórico para la diplomacia económica. Durante décadas, Estados Unidos ha participado en una competencia fiscal internacional contraproducente, reduciendo nuestras tasas de impuestos corporativos solo para ver cómo otras naciones reducen las suyas en respuesta. Ninguna nación ha ganado esta carrera. Las tasas impositivas más bajas no solo no han logrado atraer nuevos negocios, sino que también han privado a los países de financiamiento para inversiones importantes como infraestructura, educación y esfuerzos para combatir la pandemia”, ha escrito en Twitter Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos. 

De acuerdo con los datos de la OCDE, con sede en París, una tasación de 15% podría generar unos 150.000 millones de dólares de ingresos impositivos adicionales a la economía mundial. El gravamen, además, abriría la puerta a “beneficios adicionales” que surgirán de la “estabilización del sistema fiscal internacional y de una mayor certeza fiscal para los contribuyentes y las administraciones”. @mundiario 


 

Las principales economías mundiales aprueban aplicar un impuesto global a las multinacionales
Comentarios