Buscar

MUNDIARIO

La prima de riesgo española se desboca ante el 'shock' económico del coronavirus

Las ventas en los mercados de bonos están en caída libre. Es decir, las inversiones en deuda, créditos de renta variable y acciones quedan rezagados por la incertidumbre de la crisis sanitaria.
La prima de riesgo española se desboca ante el 'shock' económico del coronavirus
Indicador de la prima de riesgo de la Bolsa de Valores de Madrid / eleconomista.es
Indicador de la prima de riesgo de la Bolsa de Valores de Madrid / eleconomista.es

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

Así como el Gobierno declaró el estado de alarma, los mercados europeos también escalaron hacia ese estatus, y en especial, el mercado financiero español, que ante factores como la volatilidad externa, la aversión al riesgo, el estancamiento y alejamiento de los capitales, los desplomes del Ibex 35 en la Bolsa de Valores de Madrid y la recesión económica que amenaza a la Eurozona, ha caído este lunes en una espiral de incertidumbre debido al desmedido y brusco incremento en la prima de riesgo española.

El costo o la diferencia en la tasa de interés que a un inversor se le paga al asumir una determinada inversión con una menor fiabilidad económica que otra, que es precisamente la prima de riesgo en todas las transacciones que los operadores e inversionistas deben cubrir cuando colocan sus capitales en la Bolsa europea o específicamente la española, se ha incrementado un 20% durante la sesión de este lunes.

Las ventas en los mercados de bonos están en caída libre. Es decir, las inversiones en deuda, créditos de renta variable y acciones quedan rezagados debido a la migración y traslación del grueso de flujo de capitales en euros hacia el dólar y el oro, que siguen siendo los dos valores de refugio más seguros en toda la economía mundial ante la nueva crisis financiera que se avecina. 

La estela de pánico y temor en los mercados financieros ha provocado que la prima de riesgo española haya aumentado en la sesión de hoy hasta alcanzar los 130 puntos. El bono español a 10 años, de referencia para los inversores, se cotizaba a 0,83%, mientras que el alemán ahondaba en terreno negativo hasta los -0,476%. Es decir, que ante esta situación de alarma, los inversores están dispuestos a pagar por tener títulos alemanes más que por tener títulos españoles, pues confían en mayor medida en la política monetaria del Banco Central de Alemania que en el Banco de España, dado que la recesión del motor industrial de la UE será mucho menor que la del país ibérico, pues la pandemia podría llevar a España a un nivel cercano al 1% de recesión, mientras que el de Alemania se mantiene en un moderado pero igualmente alarmante 0,3%.

La prima de riesgo española, de prolongarse la crisis sanitaria por el coronavirus, podría volverse tan volátil como la de Italia, el nuevo epicentro de la pandemia. Y es que los capitales europeos se están quedando en Alemania y Francia, dado que así lo demuestran los desempeños de las bolsas de valores de Berlín y París, aunado a los inversionistas europeos que prefirieron colocar sus capitales en bonos del tesoro estadounidense con el paquete de estímulos de 700.000 millones de dólares en liquidez y recorte de la tasa de interés a cero que anunció el fin de semana la Reserva Federal.

Por su parte, la prima de riesgo de Italia escala ya hasta los 268 puntos, un nivel desconocido desde la Gran Recesión. El termómetro en Portugal alcanza los 150 puntos y Grecia, otro de los países periféricos, mantiene su diferencial en los 298 puntos. @mundiario