El presidente del BBVA pide responsabilidad y consenso en España para crecer

La cúpula del BBVA. / Mundiario
La cúpula del BBVA. / Mundiario

Anuncia que su banco mantendrá "una corriente muy sólida de dividendos", que crecerá en línea con el avance de los beneficios.

El presidente del BBVA pide responsabilidad y consenso en España para crecer

El presidente del BBVA, Francisco González, pide responsabilidad y consenso en España para crecer y anuncia que su banco mantendrá "una corriente muy sólida de dividendos", que crecerá en línea con el avance de los beneficios. Este viernes, los accionistas de BBVA han tenido la oportunidad de escuchar a sus principales directivos acerca de la estrategia de la entidad, los hitos logrados y qué esperar en adelante. FG se mostró confiado en “un futuro brillante” para el banco, porque “nunca había visto a BBVA tan fuerte, tan comprometido, tan unido en torno a este proyecto”.

González dividió su discurso en tres partes. Primero, se refirió al contexto económico y financiero; después, comentó los resultados del ejercicio pasado; y, finalmente, se centró en la estrategia del banco. En relación al escenario global, recordó que la incertidumbre de comienzos de 2017 se fue disipando y el PIB llegó a crecer finalmente un 3,7%. En 2018, “las perspectivas son positivas” y se espera un crecimiento mundial del 3,8%. Sobre España, apuntó que el PIB podría crecer un 2,5%, tasa superior a la europea. Y lanzó un mensaje más: “Estamos posponiendo las cuestiones clave para nuestro futuro. Necesitamos un consenso amplio para promover una ambiciosa agenda de reformas”.

Tras repasar la cuenta del año pasado, afirmó que “estos resultados nos permiten seguir manteniendo una corriente muy sólida de dividendos, dentro de una política clara, predecible y sostenible”. BBVA ha propuesto a la Junta de Accionistas pagar el 10 de abril un dividendo complementario de 15 céntimos de euro por acción, en efectivo. Los accionistas percibirán en total 37 céntimos de euro por acción en dividendos con cargo a 2017. Esto supone un ‘pay-out’ en efectivo del 38% del resultado, sin el ajuste contable de Telefónica, y un incremento de la remuneración en efectivo por acción del 36% respecto a 2016. “En adelante, el dividendo crecerá de la misma forma que los resultados del Grupo BBVA y se pagará 100% en efectivo”, recordó Francisco González.

Finalmente, presentó los avances en la estrategia. “En BBVA llevamos muchos años trabajando para entender bien y aprovechar el avance tecnológico y del conocimiento”, señaló. Con la mirada en 2017, destacó que “hemos dado pasos decisivos en nuestro proyecto de transformación”. Los resultados tangibles han sido, a su modo de ver:

> Reconocimiento: La aplicación de banca móvil ha sido reconocida por la consultora Forrester como la mejor aplicación mundial de banca de 2017.

> Clientes: Los clientes del banco cada vez optan más por canales digitales. A cierre de 2017, el banco contaba con 22,6 millones de clientes digitales, un 25% más. Y de estos, 17,7 millones eran clientes móviles, un 44% más. En enero, se han sumado 600.000 clientes digitales más.

> Punto de inflexión: En seis países (España, Estados Unidos, Turquía, Argentina, Chile y Venezuela), más de la mitad de los clientes son digitales. En 2018, la mitad de los clientes del Grupo BBVA serán digitales y, en 2019, más de la mitad del total serán móviles.

El consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, comenzó su intervención con una mención al propósito de la entidad: “Poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”. En su opinión, ilustra bien “la ocasión de crear oportunidades para nuestros clientes, aprovechando la tecnología y los datos para aportarles mucho más valor”. Para ello, el banco pasa de ser un proveedor de infraestructuras en torno al dinero a tener un impacto positivo en la vida de las personas y las empresas, “ayudándoles a cumplir sus objetivos vitales, a mejorar sus decisiones de negocio”, señaló. En este sentido, aseguró sentirse “orgulloso” de los logros conseguidos en el proceso de transformación de BBVA. Puso algunos ejemplos:

> Las ventas digitales se han acelerado gracias a la mayor disponibilidad de productos en autoservicio (cerca del 90% del total del Grupo). El número de unidades vendidas casi se ha duplicado, al pasar de 7 millones en 2016 a 14 millones en 2017 (de las que 5 millones se vendieron a través del móvil).

> Las ventas digitales impulsan las ventas totales. En España, las ventas totales aumentaron un 31% en el último año, con crecimientos del 120% en canales digitales y del 13% en el resto.

> El diseño de las aplicaciones mejora las ventas. Desde que lanzamos el nuevo diseño de la aplicación móvil en España en septiembre, las ventas de productos crecieron significativamente, con subidas superiores al 50% y, en algún caso, del 100%, en ventas medias diarias.

> La digitalización de los clientes impulsa los ingresos y disminuye los costes. En México, una cartera de clientes recién digitalizados generó un crecimiento del 10% en el margen bruto. Además, el coste de abrir una cuenta corriente digital representa un tercio de la misma operación por canales tradicionales.

> Los clientes digitales están más satisfechos y son más fieles. La tasa de fuga es un 50% menor en este tipo de clientes. @mundiario

El presidente del BBVA pide responsabilidad y consenso en España para crecer
Comentarios