Buscar

MUNDIARIO

Los precios del petróleo suben y el mercado rebota por la tensión entre EEUU e Irán

Alrededor de las 13H40 GMT, el barril de WTI cotizado en Nueva York para la entrega en junio ganó 25,33% en comparación con el cierre del día anterior, a 17,27 dólares.
Los precios del petróleo suben y el mercado rebota por la tensión entre EEUU e Irán
Una refinería de petróleo en Donges, Francia / AFP.
Una refinería de petróleo en Donges, Francia / AFP.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Los mercados financieros registran números verdes, y aunque no se esperaba lo mismo en el precio del recurso clave que determina la dinámica y las estructuras de precios de millones de empresas e industrias alrededor del mundo, el petróleo volvió a recuperarse de ese fatídico lunes 20 de abril, cuando los precios se cotizaron por debajo de cero hasta llegar a los -37,63 dólares, dejando en saldo negativo y en estado de recesión con pérdidas a todos los productores del mundo, pero también sumiendo en la prisa a los inversores para sacar los barriles físicos de los depósitos y almacenarlos antes de que vencieran los contratos de futuros de crudo en junio y tener que cubrir los gastos de trasladar y exportar ese crudo, que nadie demanda por la crisis económica mundial actual y que es mucho más costoso que en ese estado que extraerlo y procesarlo.

Así que, el panorama ha cambiado en pocos días y los precios del petróleo subían este jueves debido al aumento de la tensión entre Irán y Estados Unidos, que eclipsó por un momento las dificultades vinculadas a la pandemia de coronavirus que hundieron al mercado esta semana. Hoy, el petróleo ha vuelto a estabilizarse y a ser una actividad económica medianamente rentable, aunque todavía le falta mucho camino para retomar su senda de expansión de mercado y así volver a reequilibrar las cuentas fiscales de los países productores, todos ellos con sus economías en recesión por el impacto de la crisis sanitaria global.

Alrededor de las 13H40 GMT, el barril de WTI cotizado en Nueva York para la entrega en junio ganó 25,33% en comparación con el cierre del día anterior, a 17,27 dólares, reseñó AFP. Esto implica que con una eventual inyección de al menos 8 millones de barriles diarios de la reserva estratégica que está acumulado Estados Unidos, podría obtener ganancias por 138.160 millones de dólares con el precio de hoy.

Por su parte, el barril de Brent del Mar del Norte ganó 8,37% a 22,05 dólares, lo que supone un importante alivio para las transnacionales estadounidenses que operan en Europa.

"El precio del petróleo vuelve a subir el jueves", explica Craig Erlam, analista de la firma Oanda. Pero a estos niveles de precios, "la variación porcentual puede ser engañosa", advierte, según una consulta de AFP.

Esta apreciación quiere decir que el mercado está en una situación de volatilidad tan alta, que podría volver a desplomarse si la recesión se profundiza por la lentitud del efecto de recuperación económica de los paquetes de liquidez inyectados en las economías industriales y exportadoras que dependen del petróleo y sus derivados, lo que desplomaría aún más la demanda por debajo de su actual caída de 30% hasta un eventual 40%.

Los precios del oro negro siguen siendo bajos, por el colapso de la demanda debido a las restricciones decididas en todo el planeta para combatir la pandemia de Covid-19.

Pero hoy subieron gracias a una nueva táctica de Estados Unidos. El miércoles, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que había dado la orden de atacar y destruir cualquier embarcación iraní que se acerque de manera peligrosa a barcos estadounidenses en la zona del Golfo Pérsico. El efecto inmediato fue que al reducirse la tensión en esa zona por la disuasión de EE UU, se facilitó el tránsito de los buques que movilizan los barriles excedentes de petróleo hacia América del Norte para almacenarlos en las reservas estadounidenses y garantizarles ganancias al país y estabilidad a los inversores del mercado de crudo a futuro.

Además, los analistas de la firma Rystad Energy actualizaron el jueves sus previsiones de la demanda anual de petróleo y prevén ahora una disminución del 10,4% para 2020, es decir 10,3 millones de barriles por día (mbd) menos que los 99,5 mbd consumidos en promedio durante el año 2019, lo que representa una pérdida, a los precios actuales, de 172.700 millones de dólares.

Añaden también que los meses de abril y mayo serán los más afectados, con reducciones respectivas del 26,7% y 19,5%, que supone pérdidas de 250.000 millones de dólares. @mundiario