Buscar

MUNDIARIO

Los precios en España siguen cayendo y cierran noviembre con una baja del 0,8%

El alza de las tarifas eléctricas direccionó la demanda hacia los pagos de ese rubro esencial, lo cual afectó el consumo de alimentos y bebidas, generando así un desbalance entre los precios de ambos sectores.
Los precios en España siguen cayendo y cierran noviembre con una baja del 0,8%
Un supermercado en Valencia, España / La Vanguardia.
Un supermercado en Valencia, España / La Vanguardia.

En medio de tanta turbulencia económica y de una recesión que ha modificado los patrones de consumo de la sociedad española, la inflación cede terreno mientras que la deuda y el déficit en las cuentas públicas del Gobierno se ponen en rojo, pero ahora a niveles de alarma que llegarían a ser insostenibles incluso para el amparo del rescatista de Madrid; Bruselas. 

Y es que “los precios cayeron un 0,8% en noviembre en tasa interanual, el mismo descenso que el registrado en octubre”, según el indicador adelantado del IPC publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Quizás también te interese:

El déficit de España ya abarca el 6,82% del valor de su economía y cuadruplica el de 2019


Esto implica que la tendencia decreciente de los precios se debe a una leve retracción del consumo producto de la recesión y el desempleo por la pandemia, lo que desaceleró la demanda y repercutió directamente en las estructuras de costos de los distribuidores comerciales.

El INE informó en un comunicado de que “en este comportamiento destaca la subida de los precios de la electricidad, que bajaron el año pasado, y el descenso de los precios de la alimentación y bebidas no alcohólicas, frente a la estabilidad registrada en 2019”.

Por lo tanto, el alza de las tarifas eléctricas direccionó la demanda hacia los pagos de ese rubro esencial, lo cual afectó el consumo de alimentos y bebidas, generando así un desbalance entre los precios de ambos sectores y, por ende, una reducción general del nivel de inflación al cierre de un mes que históricamente ha sido el preludio del boom de consumo navideño. @mundiario