Los precios de los alimentos bajaron por quinto mes consecutivo: ¿cuál es la causa?

Una imagen del trigo / FAO
Una imagen del trigo / FAO

El organismo de la ONU señaló una disminución en los precios de los alimentos respecto al mes de julio, sin embargo, continúan muy por encima del año anterior.

Los precios de los alimentos bajaron por quinto mes consecutivo: ¿cuál es la causa?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó este viernes que el índice de los precios de los alimentos bajó por quinto mes consecutivo. Sin embargo, esta disminución es insuficiente, pues está 7,9% por encima del agosto de 2021.

La cifra para el octavo mes del año se situó en un promedio de 138 puntos, es decir, un 1,9% menos que en julio. Esto debido al descenso impulsado por la reducción del 5,1% de los precios internacionales del trigo, lo que a su vez está relacionado con la reanudación de las exportaciones de grano desde los puertos ucranianos en el Mar Negro.

Por otro lado, los costos medios del arroz se mantuvieron estables durante agosto, algo que no pasó con los cereales secundarios, pues crecieron un 0,2% debido al aumento de los precios mundiales del maíz, derivado de unas condiciones de cultivo cálidas y secas en la Unión Europea y Estados Unidos.

Reducción de costos

No obstante, toda regla tiene su excepción. El precio del azúcar alcanzó su nivel más bajo desde julio del año anterior y en el caso de los aceites vegetales, su valor bajó un 3,3% con respecto al mismo mes. Una disminución que lo sitúa en un nivel ligeramente inferior al agosto de 2021. Ahora bien, los productos lácteos y la carne animal continúan por encima del costo registrado en la misma fecha del año pasado.

Los precios mundiales del queso aumentaron por décimo mes consecutivo, mientras que los de la leche disminuyeron debido a la fuerte oferta de Nueva Zelanda. Incluso, el precio de la carne descendió un 1,5% desde julio.

¿Un mal pronóstico?

El organismo de la ONU vaticina que la producción mundial de cereales disminuirá en 38,9 millones de toneladas, es decir, un 1,4% con respecto al año anterior debido al descenso de 16% que se espera en los rendimientos del maíz en la Unión Europea producto del calor y la sequedad.

Sin embargo, la FAO elevó su previsión sobre la producción mundial de trigo con respecto a su último informe de julio hasta los 777 millones de toneladas, un descenso insignificante si se compara con el año anterior.

Por último, la previsión de consumo mundial de cereales para 2022-2023 se cifra en 2792 millones de toneladas, mientras que se proyecta que sus existencias globales al cierre de 2023 se contraigan en un 2,1% hasta llegar a los 845 millones de toneladas. @mundiario

Los precios de los alimentos bajaron por quinto mes consecutivo: ¿cuál es la causa?
Comentarios