Buscar

MUNDIARIO

El precio del petróleo sigue en caída libre sin que EE UU y Rusia lo contengan

Los dos tipos de crudo de mayor calidad en el mundo; el europeo Brent y el estadounidense WTI, han perdido 30 dólares, es decir, el 60% de su valor desde principios de marzo. 
El precio del petróleo sigue en caída libre sin que EE UU y Rusia lo contengan
Un campo petrolero en EE UU / eleconomista.es
Un campo petrolero en EE UU / eleconomista.es

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

El recurso más preciado y cotizado de la Tierra ya no se mueve como hasta hace dos meses. El petróleo toca sus mínimos históricos y aunque no ha perdido ni perderá importancia geopolítica, su precio sí ha perdido demanda y valor por la guerra petrolera que Arabia Saudita le declaró de facto a Rusia, ambos, dos de los máximos productores y exportadores de 'oro negro' en todo el mundo junto a Estados Unidos.

Y es que los precios del petróleo seguían hundiéndose este lunes por el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus, con el barril de Brent en su nivel más bajo desde 2002 y el WTI con varias caídas bajo el umbral simbólico de los 20 dólares, reseñó AFP.

Los dos tipos de crudo de mayor calidad en el mundo; el europeo Brent y el estadounidense WTI, han perdido 30 dólares, es decir, el 60% de su valor desde que comenzaron a desplomarse en marzo partiendo de su relativamente estable promedio de 55 dólares, un precio que era sostenible, pero con los actuales USD20 de cotización, la actividad petrolera atraviesa días tan negros como el crudo debido a que el costo de producción global promedio de ese mineral estratégico es de 16 dólares, es decir, apenas una rentabilidad de 4 dólares netos por cada barril cuando esos beneficios superaban los 40 dólares para las potencias energéticas que abastecen el consumo del planeta: EE UU, Rusia y Arabia Saudita, en ese mismo orden. 

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en mayo se vendía a 22,28 dólares, un nivel no visto desde hace más de 17 años, lo que representa una disminución de más del 10% con respecto a la clausura del viernes. Al estar paralizadas las rutas mundiales de exportación de crudo por los efectos de inmovilidad económica y social de la pandemia de Covid-19, los mercados de consumo en Europa dependientes del crudo se ven afectados por la caída en la oferta, lo que genera un proceso de contracción industrial en ese continente que posee las naciones de mayor influencia en la demanda mundial de productos industriales, principalmente Alemania. 

En Nueva York, el barril de WTI para mayo hizo varias incursiones por debajo de la barrera de los 20 dólares, acercándose al piso de 19,46 dólares por barril tocado el 20 de marzo. Con este hecho histórico, las acciones de las grandes transnacionales petroleras estadounidenses se desploman en Wall Street a niveles alarmantes para la estabilidad de los capitales de inversión y deuda a futuro provenientes de las exportaciones petroleras ejecutadas por gigantes como Chevron y Exxon Mobil. 

Desde inicios de año, los dos precios de referencia casi se han dividido entre tres. "Esto refleja simplemente la creciente conciencia de que la demanda de petróleo se está colapsando, probablemente mucho más que el 20% que pronosticamos para abril y mayo", según los analistas de JBC Energy, consultados por AFP. @mundiario