Power of Siberia 2: Rusia planea enviar a China el gas que iba a venderle a Europa

Ceremonia de la unión del primer tramo del gasoducto Poder de Siberia. / Kremlin.ru
Ceremonia de la unión del primer tramo del gasoducto Poder de Siberia. / Kremlin.ru

Moscú y Pekín llevan años trabajando en el proyecto de un gasoducto de 2.600 kilómetros, que llevaría 50.000 millones de metros cúbicos de gas ruso a territorio chino cada año.

Power of Siberia 2: Rusia planea enviar a China el gas que iba a venderle a Europa

Rusia planea enviar a China el gas que iba a venderle a Europa. El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, ha anunciado esta semana que Moscú exportará el combustible a Pekín a través del Power of Siberia 2 (Fuerza de Siberia 2): un megagasoducto de 2.600 kilómetros que permitirá trasladar 50.000 millones de metros cúbicos de gas ruso cada año a territorio chino.

Así, el Kremlin ha dado a entender que el Nord Stream 2, que debía comunicar a Rusia con Europa, pero cuya puesta en marcha ha quedado bloqueada desde el inicio de la invasión a Ucrania, será "reemplazado" por el oleoducto alternativo asiático.  

Power of Siberia 2

Novak ha detallado que ambas potencias llevan varios años (dos exactamente) trabajando discretamente en el proyecto del Power of Siberia 2, que tiene un tercer actor clave: Mongolia. Fuentes conocedoras de la operación han detallado que el caudal atravesaría la mitad oriental de este país, que limita con Rusia al norte y con China al sur.

Ambos países sellaron su intercambio en 2019, con la inauguración del Power of Siberia 1, que suministra al año 39.000 millones de metros cúbicos desde la región oriental rusa de Yakutia hasta la provincia china de Heilongjiang. Según la agencia rusa Sputnik, las exportaciones rusas a China aumentaron un 63,4% en los primeros seis meses de este año.

En febrero de este mismo año, solo días antes de que Vladimir Putin lanzase su “operación militar especial” sobre Ucrania, y tras un encuentro con su homólogo chino Xi Jinping, se hizo público un nuevo acuerdo entre los socios para la compra de 10.000 millones de metros cúbicos adicionales de gas natural. El contrato fue firmado por un periodo de 30 años, durante los cuales la rusa Gazprom y la China National Petroleum Corporation (CNPC) se encargarían de trasladar el gas desde otro gaseoducto, ubicado en la isla de Sakhalin.

Este jueves, tras la última reunión entre Putin y Xi, el ministro Novak comunicó en una entrevista en la televisión estatal rusa que el proyecto del Power of Siberia 2 iba viento en popa. "Rusia y China pronto firmarán un acuerdo para entregar 50.000 millones de metros cúbicos de gas por año a través del propuesto gasoducto Power of Siberia 2", subrayó, antes de ofrecer una respuesta afirmativa cuando se le preguntó si el oleoducto podría reemplazar a su contraparte europea.

 

Poco después, el presidente de Mongolia, Ukhnaagiin Khurelsukh, que mantuvo una reunión trilateral con los mandatarios ruso y chino, sentenció que su país apoyaba “la construcción de oleoductos y gasoductos para suministrar gas natural desde Rusia a China a través del territorio de Mongolia".

En cualquier caso, pese al impulso reciente por parte de los países involucrados, la realidad es que el gaseoducto Power of Siberia 2 no podrá “reemplazar” al Nord Stream 2 tan pronto como Rusia desearía: las obras comenzarán dentro de dos años y, en consecuencia, si todo va según lo previsto, Gazprom no entregará el gas hasta 2030. @mundiario

Power of Siberia 2: Rusia planea enviar a China el gas que iba a venderle a Europa