Buscar

¿Porqué se habla tanto del PIB y tan poco del IDI? Es preciso tener información más real

Estamos muy acostumbrados a escuchar que una economía va bien cuando tiene determinado crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB), parece una cifra mágica, pero ¿es así?

¿Porqué se habla tanto del PIB y tan poco del IDI? Es preciso tener información más real
Representación de la economía mundial. / RR SS
Representación de la economía mundial. / RR SS

Firma

Francisco J. Martín

Francisco J. Martín

El autor, FRANCISCO J. MARTÍN, es licenciado en Ciencias Económicas y master en Dirección Financiera y Bancaria. Su vida profesional ha estado siempre vinculada al mundo de las entidades financieras. Escribe artículos en su blog, Lomejorestaalcaer, sobre economía y sociedad. Ha publicado el libro La Economía del Futuro (2018), y ha colaborado con otros autores en varios libros de relatos: Calle 13 (2017), Delicius: recetas y cuentos (2017) y Seres extremos (2018). @mundiario

El Indice de Desarrollo Inclusivo (IDI)

Aunque el PIB, o mejor dicho su crecimiento, sigue siendo el indicador más utilizado en general para medir el éxito y el desarrollo económico de un país, y también como referencia para elaborar sus políticas macroeconómicas, la gran mayoría de las personas no evalúan el progreso económico de sus respectivos países por el crecimiento de su PIB, sino por los cambios experimentados en sus propias condiciones de vida, y el IDI nace para ajustarse más a esta última visión.

Les muestro un esquema de los indicadores que se utilizan en el IDI para que tengan una referencia sobre los conceptos que se tienen en cuenta a la hora de su cálculo:

IDI

 

¿Cómo estamos en España?

El Foro Económico Mundial, en su informe “Índice de Desarrollo Inclusivo 2018”, donde se evalúa anualmente el progreso de más de 100 países en diferentes dimensiones económicas, muestra que España tiene una valoración de 4,40 puntos sobre un máximo de 7 en el IDI, lo que lleva a situarse en el puesto 26 del grupo de 30 economías, por delante de economías cercanas como Italia, Portugal y Grecia, aunque es preocupante que en los últimos cinco años la tendencia haya sido negativa (-2, 12%).

Según este mismo informe, si miramos el PIB per cápita nos quedamos en la posición 23 de las economías avanzadas, una posición muy parecida a la del IDI (26), o la del indicador de desarrollo y crecimiento (24), mientras que el de productividad laboral (16), y el de esperanza de vida saludable (7) nos dejan en mejor lugar.

Les muestro a continuación el ránking de las economías avanzadas:

IDI-EcAvanzadas

Estos datos dan para pensar un poco sobre la idea que tenemos de los países, y quizás sorprenderse, por ejemplo, con Estados Unidos y Japón (tantas veces puestos como ejemplo en algunos círculos) que están en posiciones sólo levemente superiores a España. También fíjense en algunas de las llamadas "economías emergentes" con valores de IDI por encima de España, y con tendencias crecientes en su gran mayoría:

IDI-EcEmergentes

Conclusión

La consecución de mejoras de los indicadores de este “Cuadro de mando” que permite el IDI debería ser un objetivo clave para cualquier país, dada la amplitud y riqueza de los conceptos que se manejan, para lo que se deberían trazar planes a medio y largo plazo.

No obstante, esta visión choca con la de tipo cortoplacista que se ve muy a menudo en los gobernantes y que hace difícil llevar adelante una verdadera política económica y social.

Quizás por ello se habla tanto del PIB y tan poco del IBI. ¿Cómo lo ven?

¿Les parece adecuada la utilización de este tipo de indicadores? @mundiario

Saludos y,

¡FELICES FIESTAS!