Las políticas económicas del Gobierno se contradicen unas con otras

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos.

Si el Gobierno desea que España no caiga en la tercera recesión debe cambiar la política económica de austeridad, o la economía española no saldrá de la crisis hasta 2026.

Las políticas económicas del Gobierno se contradicen unas con otras

Si el Gobierno desea que España no caiga en la tercera recesión debe cambiar la política económica de austeridad, o la economía española no saldrá de la crisis hasta 2026.

El crecimiento económico depende de las medidas que debe tomar el gobierno en función de la situación económica. Los españoles conocen que el Gobierno de Mariano Rajoy no ha cumplido ninguno de los compromisos de su programa electoral ni de las promesas que hizo en su campaña electoral. Tanto Rajoy, como los voceros de su partido, dijeron que si llegan a gobernar se crearían dos millones de puestos de trabajo, no subirían los impuestos, cambiarían  la ley del aborto, la prima de riesgo bajaría de 350 puntos...

Pero, salvo la prima de riesgo, nada de eso se ha cumplido. Se han perdido 740.000 puestos de trabajo, han subido más de 40 impuestos, han realizado recortes en Sanidad y Educación, no han cambiado la ley del aborto, la prima de riesgo ha llegado a 650 (aunque después de las declaraciones de Superdraghi bajó a 118). Dijeron que bajarían el déficit y el déficit ha aumentado.

Dijeron que Zapatero era un derrochador, que gastarían menos. La Deuda Pública ha pasado de 650.000 millones de euros, con Zapatero, a un billón de euros con Rajoy, 350.000 millones de euros más.

Los españoles han comprobado la forma de manipular la realidad que tienen Rajoy y los voceros del PP, como Esteban González Pons, Rafael Hernando, Carlos Floriano... Siempre empiezan con el mismo mantra: “La culpa es de Zapatero” o bien “Los datos malos son consecuencia de la herencia recibida.” Para terminar con un “España va bien, mejor que Europa, somos el país de Europa que está creciendo más, somos los que estamos creando más empleo, vamos a tener un millón más de empleos el año que viene”.

Pero ¿para quién van bien las cosas en España? No se puede decir que por que el PIB esté creciendo al 0.6% ya España va bien. Este dato macroeconómico hay que colocarlo junto a otros datos. Un dato aislado no es condición suficiente para diagnosticar la situación de la economía española.

Las previsiones, en datos macroeconómicos, que la UE (Unión Europa) hace para España en este año 2014 son las siguientes:

PIB…………………1.1%
Inflación……………0.1%
Tasa de Paro…… 25.5
Déficit………...…   -5.6%
Deuda Pública… 100.2%

 

Estos datos macroeconómicos deben unirse a otros datos microeconómicos para hacer una valoración de la situación de la economía en España. Como resultado de aplicar por el gobierno una Política Económica de austeridad, tenemos estos datos microeconómicos:

- Paro: 4.5 millones de personas no encuentran trabajo. 750.000 parados sin cobertura. Los hogares con todos los miembros en paro suman 1.832.000.

- Empleo: 17.433.000 empleos en 2011 con Zapatero y 16.686.000 con Rajoy, es decir: 747.000 menos empleos. Más paro ahora. Empleo precario: 870.000 contratos son de 1 hora a la semana. Hay 700.000 jóvenes que no hacen nada,  300.000 jóvenes emigrados en busca de trabajo.

- Salarios: La Reforma Laboral ha conseguido bajar los salarios  a mínimos, 705 euros/mes de media nacional. El trabajo no da para vivir. Pérdida de poder adquisitivo. Tanto la OIT, como algunos economistas, recomiendan subir los salarios en función de la productividad, o un mínimo del 1%.

- Seguros Sociales: tenemos los más altos del mundo, deberían bajarse a las PYMES.

- Familias: las desigualdades sociales han aumentado fuertemente. El nivel de pobreza es del 27% de la población. Hay desnutrición infantil. Se debe modificar el reparto de la renta. Suben los beneficios empresariales de las empresas del IBEX-35 y bajan los salarios de empleados.

- Empresas: sin un adecuado crédito a las PYMES. Además las españolas pagan un 6% de interés mientras que las alemanas un 3%.

Ante esta situación el objetivo del Gobierno es la recuperación económica y crear empleo, aumentar la competitividad para producir más y mejor y así aumentar las exportaciones, lo que crea empleo. Para ello aplica los siguientes instrumentos:

- Política Económica de austeridad (impuesta por la UE). Supone menor gasto en inversiones productivas (como el gasto en infraestructuras necesarias), unido a los recortes en las familias (tanto en educación como en sanidad) y la congelación salarial a funcionarios, jubilados, parados.

- Política Económica de subida de impuestos (directos e indirectos). Para bajar el Déficit Público y la enorme Deuda Pública.

- Política Económica de la Reforma Laboral, ha conseguido  rebajar los salarios y llegar a un despido casi libre.

Se trata de una devaluación interna para impulsar las exportaciones. Pero claro esto se contradice con el objetivo de recuperación económica, que se logra con aumentos de la inversión y el consumo. Las medidas de rebaja salarial más aumentos de impuestos es incompatible con el aumento de la Renta Disponible de las familias, para aumentar la Demanda Interna. El consumo se resiente.

Desde final de 2011 hasta ahora, con el Gobierno de Rajoy, estas políticas no han dado resultado, seguimos en la crisis:

- El paro ha aumentado.

- Las exportaciones no crecen lo debido.

- El Déficit Público no ha bajado.

- La Deuda Pública ha aumentado escandalosamente.

- Por otra parte ha aumentado la desigualdad social, la segunda mayor en la UE.

Se debe cambiar la Política Económica de austeridad: no se está creando empleo estable. Los salarios no son adecuados para aumentar la Demanda Interna. De seguir así no saldremos de la crisis hasta el año 2026. ¿Ayudarán los presentados Presupuestos Generales del Estado a solucionar estos problemas? En un próximo artículo lo iremos analizando, aquí en MUNDIARIO.

Las políticas económicas del Gobierno se contradicen unas con otras
Comentarios