Pocas soluciones políticas a la crisis energética, igual a expedientes de regulación temporal de empleo

Una mujer leyendo una factura de la luz. / Twitter.
Una mujer leyendo una factura de la luz. / Twitter.
Ante la aparente inacción política, la figura del consultor energético se afianza día a día para pequeñas y medianas empresas que buscan gastar lo menos posible en el intrincado mercado energético.
Pocas soluciones políticas a la crisis energética, igual a expedientes de regulación temporal de empleo

Menos subvenciones y más herramientas para ofrecer a los consumidores industriales precios eléctricos y de gas de mercado competitivo. Esto es lo que se solicita desde la Alianza por la Competitividad de la Industria Española constituida por ANFAC y SERNAUTO (automoción), AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento), PRIMIGEA (materias primas minerales) y UNESID (siderurgia) con diez propuestas claras presentadas hace semanas al Ministerio de Industria que lidera Reyes Maroto y al Ministerio de Transición Ecológica que lidera Teresa Ribera.

Si bien dicha Alianza ha valorado recientemente de manera positiva el diagnóstico de la Comisión Europea de desacoplar los mercados europeos de gas y de electricidad, advierten que dicha actuación debe ser de muy urgente implementación y aseguran, además, que todos los generadores eléctricos que requieran de gas para su funcionamiento deben poder disponer de suministro a precios competitivos y no vinculados a spot.

La Alianza por la Competitividad de la Industria rechaza mecanismos europeos de actuación en el mercado eléctrico basados únicamente en subvenciones a empresas consumidoras por parte de los Estados Miembros y señala que la única herramienta que puede facilitar la continuidad de la industria europea es ofrecer un precio eléctrico y de gas de mercado competitivo a los consumidores industriales. De ahí que muchas empresas ya estén recurriendo a la consultoría energética para realizar compra de energía y mejorar su cuenta de resultados. Dichas consultorías ofrecen asesoramiento energético para dicha compra de energía permitiendo ahorrar al contratar un servicio de luz o gas.

ERTEs en España por caída de demanda y precio de la energía

Mientras no se aplican medidas eficientes desde el poder político, las empresas ubicadas en España han comenzado a poner en marcha sus ERTEs, ya sea debido al precio de la energía o por la caída de la demanda. Ejemplos no faltan: la multinacional siderúrgica ArcelorMittal ha planteado a los sindicatos un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para los 8.300 trabajadores de sus once plantas en España hasta finales de 2023 debido a la caída de la demanda y el precio de la energía; Pamesa Grupo ya ha aplicado su primer ERTE a causa del precio del gas que afecta a Azuliber, su filial dedicada a la producción de arcilla atomizada, materia prima utilizada para la fabricación de azulejos y baldosas cerámicas en Castellón, que afecta a 117 personas; Ferroatlántica, especializada en la producción de silicio metal y ferroaleaciones, para todos sus hornos por el precio de la luz aplicando ERTE en sus factorías de Sabón (Arteixo, A Coruña) y Boo (Astillero, Cantabria) por el alto coste de la energía; pero hay un largo etcétera de expediente de regulación temporal de empleo que afecta o afectará a miles de trabajadores de otras muy diversos sectores, desde la automoción a la industria maderera.

Y mientras todo esto sucede ante la aparente mirada pasiva del sector político, la figura del consultor energético se afianza día a día para pequeñas y medianas empresas que buscan gastar lo menos posible en el intrincado mercado energético. @mundiario

Pocas soluciones políticas a la crisis energética, igual a expedientes de regulación temporal de empleo
Comentarios