Buscar

MUNDIARIO

Un plan genérico para recuperar la economía española

​La propuesta del Gobierno español es genérica, poco precisa y carente de compromisos temporales o financieros. Sin duda, la mayor parte de las medidas que se proponen son necesarias y convenientes, si bien su carácter estratégico en muchos casos es escaso.
Un plan genérico para recuperar la economía española
Nadia Calviño. / Mundiario
Nadia Calviño. / Mundiario

José Luis Méndez Romeu

Pedagogo y columnista.

“España puede”, es el título con resonancias de Obama que ha presentado el Gobierno para abordar la recuperación de la economía española y, al parecer, para enviar a Bruselas en el marco de la petición de fondos europeos. Ha sido presentado con la nueva liturgia del poder, en la que numerosos notables son convocados a una videoconferencia mientras que sólo autoridades y colaboradores asisten presencialmente.

El Plan para España se expone en 58 páginas ilustradas, de la cuales sólo la mitad detallan las iniciativas, todas carentes de cifras, calendarios de ejecución o territorialización. Cada una de ellas tiene una breve explicación. Resaltemos que al menos 30 de ellas son Planes, es decir proyectos de medidas que tendrán que ser estudiados y debatidos antes de que puedan transformarse en acciones ejecutivas. Al final se ofrece una distribución en porcentaje de los fondos europeos esperados, que no se corresponde con el detalle antes comentado.

Otros países han presentado documentos similares lo que permite compararlos. Por ejemplo el Gobierno de Francia ha presentado el documento “France relance”, 296 páginas que detallan numerosas medidas expresando para cada una indicadores, financiación, calendario y en su caso territorio. Algunos sectores aparecen muy detallados, como la energía, la tecnología o las políticas para jóvenes. Una parte de las medidas son de ejecución inmediata.

En Italia, el Gobierno convocó a un grupo reducido de expertos, bajo la dirección de un empresario, que en dos meses elaboró un documento de 53 páginas titulado “Iniziative per il rilancio”. No contiene cifras, sólo propuestas. Algunas de ellas son calificadas de muy urgentes.

Portugal ha elaborado un documento previo titulado “Visão estratégica para o plano de recuperação económica de Portugal”, escrito por un experto universitario y sometido a consulta pública. Se trata de 142 páginas de propuestas a veces muy detalladas sobre los distintos sectores de la economía portuguesa.

En comparación con los documentos citados, la propuesta del Gobierno español es genérica, poco precisa y carente de compromisos temporales o financieros. Sin duda, la mayor parte de las medidas que se proponen son necesarias y convenientes, si bien su carácter estratégico en muchos casos es escaso. El consenso de los expertos es que España necesita reformas estructurales importantes pero el documento evita pronunciamientos y mantiene una calculada ambigüedad.

Si el tiempo de ejecución de los fondos europeos es breve, con la escasa capacidad de gestión demostrada por las Administraciones españolas durante los últimos años, perder meses en elaborar planes sería incompatible con la ejecución presupuestaria. Sin embargo ha surgido un aliado inesperado que puede obligar a retrasar los plazos. Nos referimos a la posición firme del Gobierno de Hungría para evitar la condicionalidad política que ponga en cuestión la evolución del Estado de Derecho en aquel país.  Ahora bien, siendo España el país europeo con mayor caída del PIB, el retraso crearía nuevos problemas en la economía española. @mundiario