Una compañía china demanda a Petróleos de Venezuela por incumplimiento de contrato

PDVSA. / doralnewsonline.com
PDVSA. / doralnewsonline.com

La firma Sinopec USA, ha asegurando en una corte de Estados Unidos que nunca recibió el pago total de una orden de barras de acero.

Una compañía china demanda a Petróleos de Venezuela por incumplimiento de contrato

El panorama se nubla -aún más- para Petróleos de Venezuela. El presidente Nicolás Maduro ha prometido limpiar la firma a toda costa y en ese afán han sido encarcelados al menos 65 gerentes acusados de corrupción. Sin embargo, la empresa sigue hundida en la miseria financiera a raíz de la falta de inversión, las distorsiones cambiaras y los serios fallos de quienes la dirigen. Las malas gestiones pasan una nueva y costosa factura: una petrolera china acaba de demandar a PDVSA por incumplimiento de contrato.

Se trata de Sinopec USA, una de las unidades del conglomerado de petróleo y gas chino más grande del país. La compañía ha presentado una acusación legal contra la filial venezolana en una corte estadounidense, asegurando que nunca recibió el pago total de una orden de barras de acero. Según ha detallado el diario económico británico Financial Times la demanda es por 23,7 millones de dólares más daños punitivos, por un contrato suscrito en mayo de 2012 para suministrar varillas de acero por 43,5 millones de dólares, la mitad de los cuales sigue sin pagar, de acuerdo con documentos judiciales revisados por el medio.

Asimismo, Sinopec, ha acusado a la estatal venezolana de utilizar un “caparazón descapitalizado con el único propósito de evitar que Sinopec tenga un remedio”, al tiempo que detalla que su conducta “constituía tergiversaciones intencionales, engaño y ocultamiento de hechos materiales” que involucraban “engaño deliberado” y una conspiración coordinada entre varias unidades de PDVSA, tal como apunta el diario El Nacional.

En ese sentido, vale la pena destacar el elevado tono que ha empleado la compañía china para referirse a su deudor, el cual sorprende ya que la mayoría de las veces suele emplear un tono más diplomático. "La paciencia se está volviendo muy escasa en este momento", dijo Mark Weidemaier, profesor de derecho en la Universidad de Carolina del Norte y experto en disputas sobre deuda internacional, a la agencia oficial de noticias británica Reuters. "Esta es una nueva señal de la frialdad de las relaciones chino-venezolanas", agregó.

Y aunque la demanda puede ser relativamente baja, da cuenta de dos realidades tangibles: China está harta de Venezuela, y PDVSA está al borde de un colapso. En la última década el país asiático ha otorgado préstamos por más de 50.000 millones de dólares a la nación caribeña. El panorama es tan dramático que, de hecho, el gigante chino ha reducido su crédito a la República Bolivariana en los últimos 22 meses debido a retrasos crónicos en los pagos y problemas con emprendimientos conjuntos, entre otros.

La nueva batalla legal complica el escenario para Nicolás Maduro, quien ha estado buscando un nuevo financiamiento chino para poder estar solvente con su enorme deuda exterior, de la que tiene pagos atrasados. @mundiario

Una compañía china demanda a Petróleos de Venezuela por incumplimiento de contrato
Comentarios