Buscar

MUNDIARIO

Pérdidas históricas en el Santander, por primera vez en números rojos con Ana Botín

Anotó pérdidas de 10.798 millones de euros en el primer semestre debido a la actualización de su fondo de comercio en Reino Unido, EE UU, Polonia y SCF, así como de los activos fiscales diferidos. El BBVA había tomado decisiones similares hace meses pero con cantidades menores.

Pérdidas históricas en el Santander, por primera vez en números rojos con Ana Botín
Ana Botín, presidenta del Banco Santander. / Twitter
Ana Botín, presidenta del Banco Santander. / Twitter

Redacción

Análisis de @mundiario

Hay pérdidas históricas en el Banco Santander, por primera vez en números rojos con Ana Botín, su presidenta. El primer banco español en el mundo anotó pérdidas de 10.798 millones de euros en el primer semestre debido a la actualización de su fondo de comercio en Reino Unido, EE UU, Polonia y SCF, así como de los activos fiscales diferidos (DTAs, también conocidos como créditos fiscales). El deterioro se vincula a las perspectivas económicas a raíz de la pandemia. El BBVA había tomado decisiones similares hace meses pero con cantidades mucho menores. 

Este miércoles, las acciones del Santander lideraban las caídas del Ibex 35 pasados unos minutos de la apertura y se dejaban más de un 4% tras incurrir el banco en la mencionada pérdida atribuida, que genera un cargo extraordinario –sin efecto en caja– de 12.600 millones de euros.

Antes de provisiones, el beneficio del Santander en junio subió un 2%, hasta los 11.865 millones de euros. El resultado ordinario alcanzó un beneficio de 1.908 millones de euros, un 53% menos que el primer semestre de 2019 por las provisiones también efectuadas frente a potenciales deterioros por la crisis. ¿Dónde está la clave? Había una serie de créditos que el Santander  tenía anotados como potenciales beneficios pero ahora ya sabe que no podrá restarlos de sus ganancias futuras. "Dado el peor entorno económico por el Covid-19, los menores tipos de interés por un periodo más largo y la mayor tasa de descuento que refleja la volatilidad y las primas de riesgo, se ha realizado un ajuste del fondo de comercio y de activos por impuestos diferidos", explica el Santander.

"Aunque esta actualización da como resultado una pérdida atribuida para el primer semestre de 10.798 millones de euros, este deterioro no tiene efecto en caja ni impacto en la liquidez, el riesgo de crédito ni el capital CET1″, el de máxima calidad, precisa el banco que preside Ana Botín.

“Con respecto a la reducción del valor del fondo de comercio, 6.101 millones corresponden al negocio en Reino Unido, 2.330 millones a Estados Unidos, 1.192 millones a Polonia y 477 millones a Santander Consumer Finance (SCF). Este ajuste no cambia la importancia estratégica de los mercados ni de los negocios del grupo”, añade un comunicado del Santander.

"El consejo tiene la intención de aplicar una política de dividendo 100% en efectivo tan pronto como las condiciones de mercado se normalicen, sujeto a la recomendación y las aprobaciones regulatorias. Por ello, el banco se ha reservado seis puntos básicos de capital CET1 en el trimestre para un posible dividendo en efectivo con cargo a los resultados de 2020. Esta decisión se suma al mencionado dividendo en scrip (en acciones) correspondiente a 2019", anuncia el Santander. El ratio de morosidad se mantiene estable en el 3,26% protegido por los programas de moratorias de los reguladores.

El resultado ordinario del Santander se apoya en las filiales latinoamericanas, que han elevado en bloque su peso en los beneficios, en detrimento de los negocios en Europa, más golpeados por la Covid-19 en las fases iniciales de la pandemia. @mundiario