Buscar

¿Qué penitencia imponen los bancos a cambio de los regalos de sus cuentas?

Hasta las cuenta bancarias pueden tener su lado oscuro. Permanencia, comisiones y tasas fiscales, ¿de verdad interesan los regalos que algunas incluyen?

¿Qué penitencia imponen los bancos a cambio de los regalos de sus cuentas?
Mujer gestionando sus cuentas online
Mujer gestionando sus cuentas online

Firma

HelpMyCash

HelpMyCash

HELPMYCASH es una firma de analistas de productos financieros (cuentas, depósitos, tarjetas, hipotecas...), que colabora en MUNDIARIO. @mundiario

Todo acto tiene su consecuencia y las malas decisiones pueden provocar costosas penitencias en un futuro. En el sector financiero, contratar un producto atendiendo exclusivamente a sus condiciones seductoras es realmente peligroso. Un préstamo muy atractivo o un fondo de inversión con una rentabilidad sospechosamente alta pueden hacer que acabemos embargados al tratar de devolverlo o que veamos como nuestros ahorros se desvanecen, respectivamente.

Hasta un producto tan inocuo como una cuenta bancaria puede tener su lado oscuro. Tradicionalmente los bancos ofrecen ventajas y regalos por domiciliar la nómina en sus cuentas pero ¿qué más piden a cambio? Según los expertos financieros de HelpMyCash.com antes de aceptar el obsequio es fundamental “comprobar que las características del producto interesan igual o más que el regalo en sí”.

Permanencia, un castigo que solemos pasar por alto

Es comprensible que obsequios llamativos como dinero en efectivo, aparatos electrónicos o descuentos en Amazon nublen ligeramente nuestra capacidad crítica al escoger una cuenta. Pero debemos saber que dejarnos llevar solo por el obsequio puede conllevar que nos quedemos “atrapados” en una entidad hasta cuatro años, como es el caso de la Cuenta Family de Caixabank, consecuencia de obtener un televisor Samsung de 40 pulgadas.

En este caso, el problema ya no sería la permanencia en sí, sino que hay que cumplir durante dos años los requisitos de domiciliar una nómina de 2.500 euros, vincular recibos y emplear la tarjeta asociada. Pero ¿y si nos quedamos sin trabajo? En ese caso la cuenta comenzaría a cobrarnos comisiones que, a la larga, harían que salga más caro que si nos hubiéramos comprado la TV nosotros mismos.

Otras precauciones antes de abrir una cuenta con regalos

Entre las condiciones de la cuenta que conviene vigilar destaca el importe mínimo de la nómina. Sobre todo, debemos asegurarnos de que no sea excesivamente elevado para nosotros, pues nunca sabemos qué puede pasar con nuestros ingresos en un futuro. O que el número de recibos que hay que domiciliar no sea desmesurado.

Además, en lo referente al regalo es importante conocer dos cuestiones. Por un lado, que el banco podría cobrarnos a nosotros los costes de su envío y de las gestiones que este conlleve. Por el otro, deberemos abonar la parte que le corresponde a Hacienda, ya que estos obsequios se consideran rendimientos del capital mobiliario, igual que los beneficios de cuentas y depósitos remunerados.

El precio que nos retendrán dependerá del valor del regalo y puede ser asumido por el banco o por el titular, depende del caso. Este difícilmente superará los 6.000 euros, por lo que la retención aplicada será el 19%, el importe más bajo.

 Posibilidad de llegar al paraíso con cuentas sin requisitos

Si queremos conseguir ventajas por la cuenta, pero evitarnos las preocupaciones, lo mejor es escoger un producto que no exija permanencia. De este modo, si dejamos de cumplir alguna de sus condiciones podremos cerrarla sin problemas.

Precisamente esa es la ventaja de la Cuenta Nómina de Bankinter que, además de ofrecer la rentabilidad más alta del mercado (un 5% TAE), se puede cancelar en cualquier momento. Igual que la Cuenta Nómina de ING que, además, admite sueldos domiciliados de cualquier importe.

Pero si no queremos ni siquiera vincular nuestros ingresos, existen cuentas sin nómina totalmente libres. Tenemos el ejemplo de la Cuenta Online de BBVA o la Cuenta Corriente N26, que no cobran comisiones, regalan las tarjetas y no piden ningún esfuerzo extra a sus clientes para mantener estas condiciones hasta que ellos quieran. @mundiario