Pemex mejoró en 2016 pero encadena cinco años consecutivos de pérdidas

Pemex.
Pemex.

La petrolera estatal disminuyó sus números rojos pero continúa con su mala racha. Su gran proyecto para los próximos cinco años es ingresar más de lo que gastan.

Pemex mejoró en 2016 pero encadena cinco años consecutivos de pérdidas

Hasta en un 60% menos se redujeron las pérdidas de Pemex en el 2016 respecto al ejercicio anterior. La petrolera estatal de México reportó sus números rojos en hasta 296.000 millones de pesos, equivalentes a unos 14.300 millones de dólares, lo cual justificó en las mejoras en sus operaciones, así como a la disminución de "impuestos y derechos" con los que debió encararse hace dos años y las políticas de disciplina y eficiencia en sus gastos que impulsó en el último ejercicio. Eso sí, esa notable disminución de pérdidas no quita que vayan ya cuatro años seguidos con números rojos, algo alarmante tratándose de la principal proveedora de dinero para las arcas públicas del país norteamericano.

Pero esa mejora no va acompañada de los ingresos. Petróleos de México (nombre completo de la compañía) reportó que sus ventas se disminuyeron en un 7.4%, que en términos monetarios son 52.200 millones de dólares, con todo y que la producción llegó y superó la meta anual por primera vez desde 2011. Para el último trimestre del ejercicio anterior, las bombas de petróleo extrajeron alrededor de dos millones de barriles por día, un 9% menos en relación al cuarto trimestre del 2015, provocado principalmente por la caída del 13.% en la producción de crudo ligero y del 16.6% en el superligero, según asegura El País. Por su parte, el crudo pesado redujo su producción en apenas un 3.8%. Por otra parte, el gas natural sufrió una disminución del 15% entre octubre y diciembre del ejercicio anterior. Así, Pemex despidió el 2016 con hasta 8.351 pozos en operación, una décima menos que en 2015. De ese gran total, 5.205 eran de crudo y otros 3.146 de gas.

El último trimestre del año pasado fue probablemente el mejor para la petrolera, en perenne crisis desde que se cayeran a suelo los precios del petróleo en 2014. Tan sólo entre septiembre y diciembre de 2016, Pemex disminuyó sus pérdidas gracias a un aumento del 23% en sus ingresos respecto al mismo plazo un año antes. La disminución dio una suma de 1.530 millones de dólares.

Pero la deuda total se elevó en un 14% el año pasado, alzándose hasta los 172.000 millones de dólares. La estatal justifica esos números en una bala perdida de la pérdida de valor del peso en relación al dólar durante todo el año pasado. En cuestión de 12 meses, el tipo de cambio subió de 17.21 a 20.66 por unidad, precipitado principalmente por la incertidumbre con que Donald Trump ha tenido a la economía estadounidense desde que ganó las elecciones el pasado 8 de noviembre. La mayor parte de la deuda de Pemex (un 83% del total) se junta en dólares, por lo que lo que pase en el mercado de divisas les perjudicará irremediablemente.

Así, Pemex se ha trazado alcanzar un superávit primario para los próximos cinco años, es decir, lograr ingresar más de lo que derrochan. El proyecto espera ayudar a la empresa a superar la notable caída en la producción ocasionada por la declinación natural de Cantarell, que de proveer con hasta dos tercios de la producción total ha menguado incesantemente, y luego balancear sus números y producciones y aumentarla a largo plazo, sigue El País. Eso supone un gran desafío pues la oferta a precios muy competitivos a raíz del crecimiento de las operaciones fracking en años recientes, ha llevado a Estados Unidos a ser la mayor petrolera mundial, superando a los grandes patriarcas, Rusia y Arabia Saudí. Con eso, México perdió a su mejor comprador, que también era prácticamente el único.

Pemex mejoró en 2016 pero encadena cinco años consecutivos de pérdidas
Comentarios